José María Caballero, el abogado de Juan Cuenca, uno de los detenidos por el doble crimen de la pareja de holandeses cuyos cuerpos aparecieron este domingo, ha insistido en que no le consta que su defendido haya implicado en los hechos al ex propietario del Club Voleibol de Murcia (CAV) 2005, Evedasto Lifante.

El letrado, sobre la investigación de los dos presuntos delitos de asesinato, se ha mostrado "prudente" y ha dicho estar a la espera de que se levante el secreto de sumario y a tener el procedimiento en la mano para, en ese momento, empezar a tomar decisiones sobre la defensa que es "más adecuada".

Al ser preguntado si su defendido se encontraba en la casa rural de Molina de Segura cuando se produjo presuntamente el crimen, Caballero ha destacado que la jueza no le preguntó ni Cuenca se ha pronunciado sobre este asunto particular.

En este sentido, ha emplazado a la declaración que preste su defendido, de forma "más sosegada y tranquila", ante el titular del Juzgado número 7 de Murcia que lleva la instrucción del caso. Hasta entonces, cree que la postura "más prudente" en estos momentos iniciales es "no hablar".

Caballero, que se ha incorporado este miércoles al proceso como abogado defensor de Cuenca, ha hecho estas declaraciones a Europa Press tras mantener un encuentro con el otro letrado de su cliente, Pablo Ruiz, quien le ha puesto al día de las pesquisas.

El abogado ha confirmado que la jueza de Valencia, nada más dictar el auto de prisión para Cuenca, acordó la inhibición a favor del Juzgado de Murcia que lleva el caso, pero no sabe el tiempo que pasará hasta que su defendido llegue a Murcia. "Puede pasar un día o tres semanas", ha señalado.

El abogado ha explicado que la jueza de Valencia consideró que, al ser un asunto grave, no tomó una declaración "mínimamente detallada" y que la toma de declaración fue "muy superficial" porque iba a ponerlo a disposición del Juzgado número 7 de Murcia, que es el que ha realizado al instrucción.

Por lo tanto, el abogado no sabe "por dónde pueden ir los tiros", ya que todo el proceso se encuentra bajo "secreto de sumario" y la declaración de su defendido "no aportó nada porque fue muy genérica, no entró prácticamente en detalle y simplemente se hizo una ratificación de lo que hubiera dicho en Comisaría".

En este sentido, ha avanzado que esperará a que se envíe el caso a Murcia para que el juez determine lo que proceda y a que se levante el secreto de sumario para, en ese momento, empezar a tomar decisiones sobre la defensa que es "más adecuada".

Así, ha preferido ser "prudente" en una situación en la que "no se sabe más que lo que aparece en los medios de comunicación y que, a su vez, hay que ponerlo en cuarentena porque no se sabe si las fuentes son más o menos fiables".

Consulta aquí más noticias de Murcia.