El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha asegurado que la Policía ha detectado un incremento de la actividad del juego ilegal, "que podría tener su causa en la propia crisis económica por la que atravesamos", y, en este sentido, ha señalado que la Junta de Andalucía "intensificará sus operaciones para impedir estas prácticas".

Ruiz Espejo ha inaugurado este miércoles la I Jornada de Juego Ilegal, organizada por el Servicio de Juego y Espectáculos Públicos y la Unidad de Policía adscrita a la Comunidad Autónoma, con el objetivo de "intensificar las acciones de persecución" contra esta actividad. Ha destacado que en lo que va de año ya se han abierto 54 expedientes sancionadores.

El encuentro, celebrado en la Ciudad de la Justicia, se ha centrado en abordar la situación de estas actividades ilícitas en la provincia de Málaga y ha buscado, de manera prioritaria, coordinar a las diferentes instituciones y cuerpos.

Ruiz Espejo ha incidido en que en los cinco primeros meses de este año se han producido 535 intervenciones en máquinas recreativas; mientras que en todo 2012 fueron 200; dos locales de póker ilegal intervenidos —los mismos que en 2011— y 2.710 euros incautados en cinco bingos ilegales desactivados, los mismos que en todo el año pasado.

En cuanto a los 54 expedientes sancionadores abiertos, 41 fueron por boletos, cinco por bingos, tres por póquer ilegal, cuatro por máquinas y uno por reventa; con lo que la proyección anual también supera los 97 del año pasado.

El delegado ha afirmado que con la coordinación de todas las instituciones, esta lucha "será más eficaz contra el juego ilegal, que daña a la sociedad en un triple aspecto". Así, ha indicado que en primer lugar, "debemos proteger a los consumidores y usuarios, ya que el juego ilegal puede concluir muchas veces en impagos y engaños con una absoluta indefensión posterior".

Pero también ha considerado que "debemos proteger y amparar a los establecimientos, empresas y entidades que cumplen con la legalidad", como son los salones de juego legales, organizaciones como la ONCE, Casinos o promotores de espectáculos. En tercer lugar, ha dicho, "debemos intentar evitar el juego ilegal porque es una actividad que no repercute en la Hacienda Pública".

Ruiz Espejo ha felicitado a los funcionarios del Servicio de Juego y Espectáculos Públicos y a los agentes de la Unidad de Policía asdcrita a la Comunidad Autónoma por el trabajo que hacen en esta materia.

El delegado se ha detenido especialmente en los boletos ilegales, 7.534 intervenidos hasta este mes de mayo, indicando que es una cifra "importante". "Ya el año pasado la cifra fue en aumento y alcanzó los 11.415, pero este año llevamos una proyección muy superior. Nuestro compromiso es el de seguir intensificando esta lucha contra el juego ilegal", ha apuntado.

Las comunidades autónomas son competentes para sancionar por vía administrativa las actividades que se desarrollen en el territorio sin la necesaria autorización, mientras que las sanciones a imponer, que varían según la materia y el tipo de infracción, oscilan entre los 30.000 y los 300.000 euros.

Por su parte, el jefe provincial de la Unidad adscrita del Cuerpo Nacional de Policía a la Comunidad andaluza, Javier Virseda, ha dicho que se está intensificando la lucha contra el juego ilegal y ha indicado que se detecta esta actividad en distintos lugares, precisando que en pubs o establecimientos dedicados a asociaciones se han detectado partidas de pocker ilegales, al haber apuestas de dinero.

Ha negado que se trate de una actividad que se desarrollen por parte de organizaciones o redes, apuntando que la contabilidad "se lleva en una libreta de anillas y no se figura para nada en un ordenador de alta gama ni nada parecido". Asimismo, el responsable policial ha destacado la colaboración y coordinación entre cuerpos policiales para luchar contra este juego ilegal.

Consulta aquí más noticias de Málaga.