La consejera de Familia, Milagros Marcos, ha negado la existencia de irregularidades administrativas en la tramitación de expedientes de Dependencia y ha cifrado en mil las nuevas altas realizadas en el sistema en el presente mes de mayo.

Así lo ha trasladado con motivo de la firma de un convenio con la Federación Regional de Municipios y Provincias, momento que ha aprovechado para rechazar, como reflejaban ayer unos datos difundidos por el Imserso, que del total de 2.447 expedientes de dependientes que el Tribunal de Cuentas señaló con posibles irregularidades en Castilla y León, 1.288 correspondían a personas fallecidas y otros 150 estaban duplicados.

"En Castilla y León no hay irregularidades con los expedientes", ha recalcado antes de aclarar que los expedientes se graban en el sistema y es el Imserso el que lo regulariza, punto en el que ha añadido que quizá no lo hagan cada mes.

Tras aseverar que ni las familias ni la administración se han quedado con fondos que no les corresponden —"es un mero procedimiento administrativo pero irregularidad, ninguna"—, la consejera ha reiterado que existe la garantía de que las personas que necesiten un recurso cuenten con él.

Ha habido más de 5.000 altas nuevas en el sistema de las que más de un millar se ha realizado en este mes de mayo, según Marcos, quien ha reconocido los problema de financiación detectados el pasado mes de julio y que afectaron a los cuidadores familiares, aunque en la actualidad, ha matizado, se priman los cuidados profesionales, que han experimentado un "leve repunte" pese a su mayor coste.

En la misma línea ha augurado que no habrá "grandes incrementos" de usuarios al mes dado que los grandes dependientes "ya están atendidos".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.