El Gobierno de Cantabria propondrá una redacción alternativa al actual borrador del proyecto que modificará la Ley de Montes en cuanto a la recalificación de terrenos quemados, que "aclare y refuerce" el sentido del mismo, que es "prevenir los incendios forestales y conservar los valores naturales y paisajísticos de nuestros montes".

Así lo ha anunciado este miércoles la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez, durante su comparecencia ante la Comisión de Ganadería del Parlamento para responder a varias preguntas del Grupo Socialista relativas a la citada modificación y al precio de la leche.

El PSOE ha mostrado su preocupación por la reforma de la Ley de Montes, advirtiendo que se puede producir un daño "irreversible" en el patrimonio natural, ya que el anteproyecto que maneja el Gobierno permite recalificar en algunos supuestos los bosques quemados; un cambio de uso forestal que, a su juicio, es "una puerta abierta" a la quema de bosques para convertirlos en urbanizables.

"Se está abriendo la mano a los incendios forestales intencionados", ha denunciado la diputada socialista, Ana Isabel Méndez, quien ha avisado sobre la "posible proliferación" de este tipo de prácticas.

Una advertencia que ha rechazado la consejera, que ha asegurado que las modificaciones contempladas son "garantistas", con lo que la preocupación del PSOE es "infundada".

Además, tras recordar que en 2006 ya se modificó la ley para introducir excepciones en el cambio de uso, ha precisado que el documento de modificación es sólo un borrador que contempla varios requisitos para casos "excepcionales", como el interés general por ley, y que "da cobertura a actividades lícitas" que no tenían "anclaje" en la ley actual.

Igualmente ha afirmado que la afección a Cantabria será "mínima" porque la mayoría de sus montes están catalogados y el 70% son de utilidad pública. También ha indicado que en esta comunidad no se ha realizado ningún cambio de uso.

Unas declaraciones que no han tranquilizado a Méndez, quien ha analizado la ambigüedad del término "interés general" asociándolo a iniciativa privada en el caso del PP, y que ha insistido en que defender esta reforma es "poner la antorcha en la mano de cualquier ciudadano" puesto que "hay intereses en juego para acaparar suelo", un hecho que la consejera "sabe". "La avaricia especulativa llevará a arrasar con fuego; hay precedentes terribles", ha reiterado.

Defender al sector lácteo o marcharse

Por otra parte, la diputada socialista ha instado a la consejera a "defender a los ganaderos" o a "marcharse" puesto que, a su juicio, el Gobierno regional no ha sido "osado" ni "valiente" con un el sector.

Unas acusaciones que ha rechazado Martínez, que ha asegurado que el Ejecutivo está "implicado en la defensa del productor lácteo de Cantabria", cuestión que está "en el primer plano" de la agenda del Gobierno.

La titular de Ganadería ha respondido así a las preguntas del PSOE sobre el precio de la leche en la comunidad, el hecho de que sea el segundo más bajo de España —el tercero, según el Gobierno— y las medidas para evitar que la leche cántabra sea utilizada como reclamo por las empresas distribuidoras.

Méndez ha lamentado que, según datos del Ministerio de Ganadería, el precio de la leche en Cantabria en marzo era de 0,31 euros el litro, con lo que no se cubre ni el coste de producción, ha dicho, y que hace que la situación sea "vergonzosa".

La situación es más preocupante para los socialistas porque las cuotas lácteas desaparecerán en 2015 y porque con la nueva PAC 2014-2020 Cantabria se está "jugando el futuro", mientras la consejera de Ganadería "ni siquiera ha cumplido las encomiendas del presidente de julio de 2011", que incluyen la elaboración de un plan estratégico de apoyo a los productores lácteos "que ni está ni se le espera" cuando a su juicio es "urgente", por lo que la socialista a instado a Martínez a "defender a los ganaderos" o a "marcharse" en caso contrario.

Igualmente ha criticado que el plan de control, aunque necesario, necesita de más "contundencia" y recursos puesto que desde su puesta en marcha hace nueve meses sólo se han visitado 24 establecimientos con el resultado de cuatro expedientes sancionadores. Unas consecuencias que no son las "esperadas" para el PSOE.

Martínez ha replicado que las inspecciones que realizan conjuntamente varias direcciones generales del Gobierno han dado lugar a siete expedientes abiertos y uno resuelto con una sanción de 81.000 euros.

También ha recordado que el Gobierno no tiene competencias para influir en el precio de la leche; que las campañas de inspección de la leche de consumo han determinado que la de Cantabria es de "altísima calidad", con más del 90% de la cuota de 2012 en la máxima categoría (súper A); y se ha referido a las ayudas directas a los ganaderos de vacuno lechero, que se han incrementado un 30%, hasta los 1,7 millones, en el caso de las de recría de hembras de raza pura.

Producción integrada

Por otra parte, la Comisión ha rechazado, con los votos del Grupo Popular, una proposición no de ley presentada por el PRC relativa al establecimiento en los próximos presupuestos de una línea de ayudas que favorezcan la producción integrada, que sí ha contado con el apoyo del PSOE.

Este punto ha originado un tenso debate entre los grupos parlamentarios puesto que el diputado 'popular' Íñigo Fernández ha acusado a los regionalistas de llevar a la Comisión una "propuesta trampa, con una propuesta de resolución de una línea".

"No tiene sentido; es una estrategia trampa y no estoy dispuesto a debatir iniciativas que no tienen que ver con el orden del día", ha dicho en alusión al texto regionalista, que ha expuesto desglosado en quince medidas el parlamentario del PRC, Fernando Fernández, y que, según el 'popular' y la presidencia de la Comisión, se correspondía con otra propuesta fuera del orden del día.

Un hecho que ha negado Fernández, quien ha explicado que las 15 medidas intentan "dar salida" a la situación "tan catastrófica" del sector lácteo, para el que el descenso de precios que probablemente conllevará la desaparición de la cuota láctea supondrá la "pena de muerte", y para el que ha reclamado los 29 millones de euros que prometió el PP en su programa electoral así como una actitud "absolutamente firme" del Gobierno.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.