La consejera de Bienestar Social y Vivienda del Principado de Asturias, Esther Díaz, ha dicho este miércoles que su departamento va a procurar que todos los usuarios de la residencia del Naranco afectados por el cierre se queden en Oviedo. "Lo vamos a intentar", ha señalado a preguntas de los periodistas antes de un acto en la ciudad.

"Miraremos las posibilidades presupuestarias y buscaremos alternativas para todas las personas", ha dicho la consejera. Lo que está garantizado es que haya plazas públicas, unas en Oviedo y otras en Gijón. Para evitar que se desplacen habría que concertar.

La dirigente regional ha recordado que este martes se reunió con la concejala de Servicios Sociales, Belén Fernández, para analizar la situación del centro. Y que este miércoles su departamento va a trasladar información al consistorio.

Consulta aquí más noticias de Asturias.