Una decena de encapuchados han roto los cristales y cajeros automáticos de cuatro entidades financieras de Ondarroa (Bizkaia), mientras, en el municipio vizcaíno de Plentzia, desconocidos han arrojado pintura contra oficinas de cajas y bancos.

Según han informado a Europa Press fuentes del departamento de Seguridad, el ataque de Ondarroa se produjo a las once y cuarto de la noche de este pasado miércoles en las calles Artabide y Kanpoipe.

Alrededor de diez individuos encapuchados armados con piedras y mazos, procedieron a golpear las lunas y los cajeros automáticos de cuatro sucursales de entidades bancarias y cajas.

Posteriormente, a la una y diez de la madrugada de este jueves, en la calle Erribera de Plentzia, desconocidos arrojaron varios globos con pintura contra la fachada de tres oficinas de otras tantas entidades financieras.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.