El ex director financiero de Caja Madrid acusa a Díaz Ferrán de mentir para obtener el crédito

  • Le ha acusado ante el juez de ser el primer consejero que engaña a la entidad.
  • Asegura que garantizó que las acciones de 'Marsans' estaban libres de carga.
  • Reconoció que el consejo debería haber esperado la autorización de la Comunidad de Madrid antes de concederle 16,7 millones de euros.
  • Un correo electrónico del 30 de octubre de 2008 demuestra que Caja Madrid ya dudaba de la solvencia de Díaz Ferrán.
Gerardo Díaz Ferrán, expresidente de la CEOE.
Gerardo Díaz Ferrán, expresidente de la CEOE.
EFE

El ex director financiero de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, ha dicho este jueves, durante su declaración como imputado ante el juez Elpidio José Silva, que investiga el crédito fallido, de 26,6 millones de euros, al Grupo Marsans de Gerardo Díaz Ferrán, que éste fue el primer consejero en la historia que engañó a la entidad al ofrecer garantías de pago inexistentes.

Además, Sánchez Barcoj reconoció que el consejo de administración de la entidad debería haber esperado la autorización de la Comunidad de Madrid, necesaria puesto que Díaz Ferrán era consejero, para aprobar el préstamo, según han destacado fuentes jurídicas. Sin embargo, la autorización se aprobó el 10 de diciembre de 2008 y el expresidente de la CEOE ya había recibido 16,7 millones de euros, de los 24 que le habían sido concedidos en primera instancia, el el 17 de noviembre.

No obstante, el imputado matizó que la Consejería de Economía madrileña siempre autorizaba los créditos a sus consejeros y que, algunas veces, se otorgaban antes de recibir la notificación de esa aprobación.

En cuanto a Díaz Ferrán, Sánchez Barcoj le ha acusado de ser el primer consejero de la historia de Caja Madrid que ha engañado a la entidad, al garantizar que las acciones de su grupo estaban libres de carga, cuando en realidad no era así. Además, antes de que se le concediese este crédito, ha dicho, el exjefe de la patronal había disfrutado de otros en los últimos diez años y había pedido, personalmente, al expresidente de la entidad, Miguel Blesa, un excedido de 1,9 millones de euros, que se le concedió al comprobar que las garantías estaban bien soportadas.

Por su parte, el juez instructor ha rechazado la petición de la acusación popular, ejercida por Manos Limpias, que reclamaba prisión sin fianza para el ex director financiero, además de que se le retire el pasaporte y se le impongan comparecencias semanales, estas últimas, medidas que están aún pendientes de resolver.

Caja Madrid ya dudaba de la solvencia de Díaz Ferrán

Así se desprende de un correo electrónico, que el exdirector de Riesgos de la caja, Juan Bartolomé, envió en esas fechas al exdirector de Negocio, Gonzalo Alcubilla, y que consta en la causa en la que el juez Elpidio José Silva ha tomado declaración como imputado al primero. En el correo, fechado el 30 de octubre de 2008 y referido a otro crédito de 14 millones solicitado por una de las sociedades de Díaz Ferrán, Teinver, Bartolomé advertía de que se desconocían "los valores de tasación", decía que no esperaba que superaran los 8 millones, y afirmaba también que no existía "plan de negocio".

Bartolomé concluía: "No entiendo, además de por ser sociedad vinculada al consejero Gerardo Díaz Ferrán, por qué tenemos que llevar este mismo lunes a la Ejecutiva por urgencia esta operación", que califica de "complicada".

La respuesta que seis minutos después le dio Alcubilla, que declarará mañana ante el juez como imputado, decía: "Desconozco la urgencia".

Fuentes de Bankia han señalado hoy a Efe que ese crédito fue denegado por falta de datos y de garantías. Sin embargo, solo unas semanas después, el 17 de noviembre de 2008 el Consejo de Administración de Caja Madrid, entidad entonces presidida por Miguel Blesa, concedió a Díaz Ferrán un préstamo de 26,6 millones de euros en el que Teinver figuraba como avalista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento