El Hospital Sant Joan de Déu ha conseguido el nacimiento del primer bebé del Estado de una madre sin ovarios.

La madre, Mercedes, sufrió un tumor en los ovarios cuando tenía 20 años que obligó a extirparle los dos ovarios.

El nacimiento de la criatura se produjo en julio de 2012Durante la intervención, se conservó una pequeña porción de tejido ovárico y se criopreservó (congeló y almacenó).

Sometida a un autotrasplante

En junio de 2011 la paciente quería ser madre con 31 años y por eso se procedió a realizarle un autotrasplante de tejido ovárico y a una fecundación 'in vitro'.

Cuatro meses después presentó signos de actividad ovárica y fue entonces cuando se inició una estimulación ovárica y se obtuvo un embrión que se transfirió a la cavidad uterina.

A las 39 semanas de gestación -en julio de 2012-, la mujer dio a luz a un bebé, Lucas, de 3,5 kilos de peso, siendo el primer niño en España y el segundo en el mundo que nace de una mujer sin ovarios gracias a un autotrasplante de tejido.

El jefe clínico del Servicio de Ginecología y Obstetricia de Sant Joan de Déu, Justo Callejo, ha destacado que la congelación de tejido ovárico permite "preservar la fecundidad de las enfermas oncológicas y hacerlo con previsión".

Una 'esperanza' para muchas mujeres

Durante la presentación de este avance médico, Mercedes, la madre del bebé, ha relatado que su caso abre una puerta a la "esperanza" de muchas mujeres y que, cuando se planteó ser madre, decidió intentarlo usando el tejido ovárico que había decidido conservar diez años antes.

El programa de preservación de la fertilidad del Hospital de Sant Joan de Déu ha atendido a más de 250 mujeres de entre 6 y 38 años que han tenido que someterse a un tratamiento oncológico que puede afectarles a la función ovárica.

Antes de que las pacientes reciban las sesiones de quimioterapia o radioterapia, los médicos les extraen ovocitos o tejido ovárico y los congelan por si en el futuro pueden ayudarlas a ser madres.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.