El exportavoz del Gobierno Miguel Ángel Rodríguez ha negado que cuadripulicara la tasa de alcoholemia cuando colisionó con tres vehículos el pasado 3 de mayo en Madrid y ha asegurado que "a partir de ahora" hará "todo lo posible para concienciar a la gente de que eso no se puede hacer bajo ningún concepto".

Haré todo lo posible para concienciar a la gente de que eso (conducir ebrio) no se puede hacer bajo ningún conceptoAsí se ha expresado el ahora tertuliano tras declarar en un juicio rápido por un posible delito contra la seguridad vial que habría cometido cuando se vio implicado en un accidente en el que colisionó con tres vehículos y se sometió a un test que indicó que superaba con creces la tasa de alcoholemia permitida.

"Yo no sabía que tenía personalmente tanta relevancia social, hace 17 años fui nombrado portavoz del Gobierno y hace 14 años dejé la política. Tengo que pedir perdón a la sociedad española, he hecho una irresponsabilidad y además haré todo lo posible a partir de ahora para concienciar a la gente de que eso no se puede hacer bajo ningún concepto", ha aseverado ante los medios de comunicación.

Al ser preguntado si cuadriplicó la tasa de alcoholemia permitida al volante, Rodríguez ha respondido que "ese dato no es así" y ha indicado que desde el primer momento pidió a su aseguradora que reuniera los teléfonos de los afectados por el accidente.

Aunque ello no ha sido posible, ha añadido que su compañía aseguradora se ha hecho cargo desde el primer día de todos los daños que puedan tener los vehículos afectados. "En principio, los daños están en 1.750 euros, quiero decir que rocé los coches, pero aunque sean más, desde luego, que se van a pagar todos los daños que tengan los afectados", ha señalado, para precisar que aún no hay sentencia.

"Me lo he bebido todo"

El periodista, que fue portavoz del Ejecutivo con José María Aznar, se vio implicado en un accidente en el que colisionaron tres vehículos. Tras el siniestro de tráfico, la Policía Municipal de Madrid sometió a Rodríguez al test de alcoholemia y se observó un resultado que superaba con creces la tasa permitida.

"Me lo he bebido todo", le dijo a la Policía cuando fue llevado a comisaría. Rodríguez se enfrenta a una pena de tres a seis meses de prisión, a una multa de seis a doce meses o bien a trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. En cualquier caso, se le retirará el carné de conducir por un periodo de uno a cuatro años.

Tras quedar en libertad con cargos a la espera del juicio de este lunes, el ahora tertuliano televisivo pidió disculpas en Twitter a la sociedad por su "mal ejemplo". "En estas horas tan terribles necesito pedir perdón a las tres personas cuyos coche dañé ayer y a la sociedad por mi mal ejemplo", escribió.

Un juicio sin periodistas

El titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Madrid, Ángel José Lera, ha impedido a los medios de comunicación la entrada en la sala para cubrir el juicio rápido, que comenzó a las 10 horas. El magistrado no ha dado a conocer los motivos por los que ha adoptado esta decisión, que normalmente se fundamentan en un auto.

Un secretario judicial ha advertido a los periodistas de que "los juicios rápidos no son vistas públicas" y el propio magistrado poco después ha insistido en que la vista se estaba celebrando a puerta cerrada.


Consulta aquí más noticias de Madrid.