Beso lésbico en Eurovisión
Tal y como prometió, Krista Siegfrid, de Finlandia, se besa con una de sus bailarinas. EFE / EPA

El Festival de Eurovisión 2013, en el que se ha impuesto Dinamarca, acostumbra a ser uno de los eventos que más anécdotas y curiosidades ofrece. Este año no ha sido una excepción, aunque sin llegar a episodios como el Jimmy Jump y Daniel Diges hace tres años.

El cantante de Armenia guarda parecido con Diego 'El Cigala' o Farruquito, según los tuiterosSin duda, uno de los momentos más llamativos lo ha ofrecido Ucrania. Un hombre de 2,40 metros de estatura era el encargado de llevar en brazos a la representante ucraniana hasta la plataforma desde la que iba a cantar. Como tampoco pasó desapercibido el contorsionista que acompañaba al cantante de Azerbaiyán, y que realizó un número impresionante.

Los parecidos con otros personajes conocidos de los protagonistas de la noche también tuvieron su hueco, especialmente a través de Twitter —con Trending Topics como #trospidvision, #pesetavision o #westerovision—. Así, el cantante de Dorians, los representantes armenios, recordó a Diego 'El Cigala', Farruquito o Quimi, uno de los protagonistas de la mítica serie Compañeros.

Otra similaridad destacada, pero muy distinta, fue la de la canción de Malta, que recordaba sospechosamente a Hey, soul sister, del grupo norteamericano Train. De hecho, la canción de los segundos llegó a ser Trending Topic en la red de microblogging, ya que fueron muchos los que se percataron de este parecido 'eurovisivo'.

El error de Lena

El representante rumano y sus amplios registros vocales —sin olvidar su vestuario—, el beso lésbico de la representante finlandesa con una de sus coristas, y la enérgica actuación de los griegos —con su Alcohol is free— fueron comentados ampliamente por los que veían el festival.

Raquel del Rosario, como Remedios Amaya en 1983, actuó descalzaY también hubo algún gazapo. Como el de Lena, ganadora del Festival de 2010, y que fue la encargada de anunciar los puntos en la votación de Alemania. La cantante erró al dar los 10 puntos al otorgárselos a Noruega, cuando en realidad éstos correspondían a Dinamarca, ya que a los primeros les fueron adjudicados siete puntos previamente por parte del país germano. Lena se disculpó inmediatamente, aunque la sorna ya había comenzado.

También destacó la actuación de Bonnie Tyler. La intérprete del inolvidable Total Eclipse of the Heart, que no quedó en muy buena posición en las votaciones, realizó una actuación correcta y en la que destacó su saber estar en el escenario.

Además, la ganadora, Emmelie de Forest, y la cantante española, Raquel del Rosario, actuaron descalzas. Algo que no era muy buen presagio para los intereses españoles, ya que la última en hacerlo fue Remedios Amaya en 1983, y que terminó en última posición. En Eurovisión 2013, España ha quedado penúltima, una vez más, sin zapatos. Y eso que Fernando Alonso pidió el voto a través de su cuenta de Twitter para El Sueño de Morfeo, cuya cantante es su exmujer.