Según las fuentes, el jurado consideró a King el autor material del crimen, pero señaló que pudieron intervenir otras personas en la muerte de Wanninkhof, de 19 años.

Asimismo, el jurado cree que no hay pruebas para culparle de agresión sexual.

'Estoy muy contenta, gracias a Dios se ha hecho justicia se empieza a hacer justicia', manifestó a la prensa al salir del juzgado la madre de la joven, Alicia Hornos.

La Fiscalía había acusado al ex camarero de Londres de agredir sexualmente a Wanninkhof cuando ésta regresaba a casa y apuñalarla ocho veces en la espalda antes de ocultar su cadáver, que no fue hallado hasta un mes después.

King, que podría recibir una sentencia de hasta 26 años, ya fue condenado el año pasado a 36 años de cárcel por el asesinato de otra joven, Sonia Carabantes, de 17 años, que murió estrangulada en agosto de 2003 en Málaga y a siete más por el intento de violación de otra joven en 2001, también en la provincia de Málaga.

El abogado de la acusación particular, Marcos García Montes, dijo que hay que buscar 'a los otros asesinos, pero no hay que buscar mucho, están en el procedimiento'.

La sentencia se podría conocer dentro de una o dos semanas.

Tras declararse culpable inicialmente, el británico ha mantenido su inocencia durante las sesiones que se han celebrado en la Audiencia Provincial de Málaga.

King tenía antecedentes en el Reino Unido y era conocido como el estrangulador de Holloway por una serie de agresiones sexuales en los 80, antes de que se trasladara a la Costa del Sol.