Michael Jackson sufría artritis en la zona lumbar y en los dedos

  • Un médico de la Oficina del Forense ha declarado en el juicio por su muerte.
  • También sufría una enfermedad que despigmentaba su piel.
  • Se tatuó los labios de rosa y las cejas y la parte superior de la frente de negro.
Michael Jackson
Michael Jackson
ARCHIVO

Michael Jackson sufría, a su muerte en junio de 2009, artritis en la zona lumbar y en los dedos, según declaró, este martes en el juicio civil por su fallecimiento, el ayudante médico de la Oficina del Forense de Los Ángeles, Christopher Rogers, uno de los más de un centenar de testigos que se espera que pasen por la Corte Superior del condado durante los próximos meses.

En este juicio, la madre del rey del pop se enfrenta con la promotora de conciertos AEG Live, a la que pide una indemnización millonaria por el deceso del artista al considerar que la empresa es la responsable civil de la muerte de su hijo. En concreto, Katherine Jackson entiende que no supervisó debidamente la salud de Michael y que permitió que le tratase el doctor Conrad Murray, que ya ha sido condenado a cuatro años de prisión por la muerte del cantante.

Por su parte, Rogers declaró que, según evidenciaron los rayos X, Jackson, que medía 175 centímetros y pesaba 61 kilogramos cuando murió a los 50 años de edad, sufría artritis lumbar, una enfermedad degenerativa que también afectaba a sus dedos y cuyos síntomas más comunes son el dolor asociado al movimiento, la pérdida de flexibilidad y las molestias, que pueden ser más intensas durante la noche y al despertarse.

En la misma línea, y según Los Angeles Times, el forense admitió que Jackson padecía también una enfermedad que despigmentaba su piel, algo que ya había trascendido tras su fallecimiento, y que se había tatuado los labios de rosa y las cejas y la parte superior de su frente de negro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento