El juzgado de instrucción número 4 de Sevilla ha decidido sobreseer las actuaciones que inició tras la última declaración de Miguel Carcaño, condenado por la muerte de Marta del Castillo, que ofreció una nueva versión de los hechos sobre el crimen y señaló directamente a su hermano, Francisco Javier Delgado. El juez dice que su testimonio es, entre otras cosas, "inconsistente, ilógico e increíble".

En un auto hecho público este viernes, el juzgado aclara, no obstante, que esta decisión no afecta "en ningún caso" a a pieza separada abierta "para la búsqueda y localización del cuerpo de la joven. La Policía, añade, puede seguir trabajando en este sentido sin necesidad de "ningún tipo de orden previa".

Por eso, añade que ante la incredibilidad "notoria y grosera" de Carcaño y la existencia de una sentencia firme del Supremo que absolvió a su hermano de ayudarle a ocultar el cadáver, la Policía incurrió en una "clara extralimitación" de funciones al volver a tomar declaración a testigos sobre los movimientos de Delgado, sus llamadas telefónicas o el tiempo de desplazamiento a la calle Tharsis, donde pasó la noche con su exesposa.

"Desde el punto de vista subjetivo, la credibilidad de Miguel Carcaño es nula y no se acierta a comprender cómo la Policía le concede tal beneficio", dice el juez, y añade que "quien desde una conducta de extrema gravedad ha sido capaz de mentir tantas veces" sobre el paradero del cuerpo de Marta "no puede recibir hoy de manera tan gratuita tamaño reconocimiento".

"Crueldad de las versiones cambiantes"

El juez Francisco de Asís Molina afirma que la Policía Judicial ha "desenfocado el objeto de la pieza separada" que mantiene abierta para localizar el cuerpo de Marta, una vez confirmada la condena de 20 años de cárcel impuesta a Carcaño por el crimen. Con ello ha vulnerado el principio de "cosa juzgada", tras la celebración de un juicio "con todas las garantías", y ha hecho "valoraciones sobre la credibilidad de los testimonios que solo competen a la Justicia".

El auto va desgranando los sucesivos detalles del asesino y dice que "no es creíble" que Carcaño describiera una "verdadera paliza" que le propinó su hermano, tras la cual la víctima supuestamente se interpuso entre ambos, y sin embargo ningún testigo le viera al día siguiente con heridas, y dice que "no es lógico ni creíble que, ante la intervención de Marta, el agresor usara contra ella una violencia brutal mucho mayor de la que estaba empleando con su hermano".

Tampoco ve lógico que, según la nueva versión, los hermanos abrieran el portero electrónico de su vivienda de la calle León XIII sin preguntar quién llamaba, lo que permitió al menor apodado El Cuco ver el cadáver en el suelo, y la "versión absurda" de que sacaron el cuerpo en una silla de ruedas "sin sujeciones especiales y sin taparle la cabeza", a pesar de que allí había recibido "dos golpes brutales capaces de causarle la muerte".

Carcaño, dice el juez, ha creado en los padres "esperanzas y expectativas que, según parece, volverán a verse frustradas"Todo ello en el contexto de la "crueldad de las cambiantes versiones" de Carcaño, con las que ha creado en los padres "esperanzas y expectativas que, según parece, volverán a verse frustradas", y después de haber dado detalles sobre el crimen que han provocado "un tremendo sufrimiento" como el calcetín que supuestamente le colocaron en la boca, las súplicas de clemencia o la agonía y estertores de muerte

El pasado lunes, Carcaño fue trasladado ante el juez procedente de la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla) y culpó a su hermano de haber matado a Marta con la culata de una pistola y luego haberla enterrado en una finca de La Rinconada (Sevilla). Al día siguiente, Delgado compareció ante el juez y quedó libre tras declarar durante apenas diez minutos y negar la versión de su hermano que le incrimina.

Por otro lado, el martes el bufete de abogados Montero-Aramburu anunció que renunciaba a la defensa de los padres de Marta del Castillo por las "diferencias de criterio" surgidas a raíz de los últimos acontecimientos procesales. El padre de Marta, Antonio del Castillo, había criticado que ni el juez ni el fiscal dieran credibilidad a la versión de Carcaño.  

Consulta aquí más noticias de Sevilla.