La banda terrorista ETA, en un comunicado publicado este jueves, ha responsabilizado a los Gobiernos español y francés de las recientes muertes de dos de sus militantes, Ángel Figueroa y Xabier López Peña, 'Thierry'.

En el texto publicado en el diario Gara, ETA ha afirmado que ambas muertes "suponen expresiones más extremas de esa política de venganza" aplicada "contra el Colectivo de Presos Políticos Vascos" (EPPK), por parte de los Gobiernos de Mariano Rajoy y de François Hollande.

Actúan como si no se hubiera producido ningún cambio significativo en la situación políticaEl ex número uno de la banda Thierry falleció el 30 de marzo en el hospital de Pitié Salpêtriere tras permanecer ingresado en cuidados intensivos a raíz de un derrame cerebral, en la prisión francesa donde cumplía condena. El expreso Ángel Figueroa apareció muerto el 14 de ese mismo mes en su domicilio de Getxo, después de que fuera excarcelado por padecer una enfermedad grave.

"Basta ya de jugar con la vida y los derechos de los presos políticos", ha reclamado ETA. Ha lamentado que el Gobierno de España no haya atendido las resoluciones de los tribunales europeos contra la política penitenciaria y que, "al contrario, les está llevando a encerrarse aún más en su actitud".

A su entender, ambos Estados mantienen en vigor esa política "de dispersión, aislamiento y castigos que sufren los presos" para "dejar sin recorrido el proceso de resolución". "Todos, cada uno con su discurso, actúan como si no se hubiera producido ningún cambio significativo en la situación política, tratando de poner la responsabilidad del bloqueo sobre los hombros de la izquierda abertzale", ha reprochado ETA.

ETA también ha censurado "la actitud del PNV porque no ha adoptado compromiso concreto alguno" con vistas a resolver la situación del EPPK y ha criticado que hayan ofrecido "su total lealtad al responsable del bloqueo, el Gobierno español". Ha opinado que el partido de Iñigo Urkullu "mejor haría en aumentar el nivel de exigencia a los dos gobiernos y empezar a hacer aportaciones positivas al proceso".

La banda ha afirmado que "el siguiente paso lógico sería la repatriación de los presos y la superación de las medidas de excepción". Según ETA, el actual es "un momento crucial" y ha avisado de que "la garantía para que la voluntad mayoritaria se imponga a las decisiones de la minoría pasa por incrementar la presión popular".

Cosidó: "Lograr su desaparición es la prioridad"

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha sostenido que el único comunicado de ETA que tendría "alguna relevancia" sería el que anunciara su "disolución" y ha incidido en que la prioridad del Cuerpo Nacional de Policía es luchar hasta lograr la "total desaparición" de esa organización.

"Mientras ese comunicado no llega vamos hacer poco caso de cualquier otro comunicado y vamos a mantener estrictamente la misma política antiterrorista que busca la derrota de la organización terrorista y su desaparición", ha afirmado. En este sentido, ha remarcado que la lucha contra el terrorismo es "la primera prioridad del Cuerpo Nacional de Policía", que, según ha dicho, mantiene "toda la capacidad y toda la actividad" en esa tarea.