Reunión PSE-EE Batasuna.
Patxi López (i) y Arnaldo Otegi (d), tras la reunión en junio. (Efe) Javier Echezarreta / EFE

El Tribunal Supremo ha estimado que no hay obstáculo a los contactos entre los partidos políticos y la ilegalizada Batasuna, en referencia a la entrevista del pasado 6 de julio entre dirigentes del PSE-EE y Arnaldo Otegi, mientras no haya una "orden expresa" que prohíba éstos.

La sala de lo penal del Alto Tribunal se pronuncia así en un auto notificado hoy en el que acuerda no admitir a trámite la querella que el sindicato Manos Limpias interpuso contra:

  • El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
  • Varios dirigentes del PSOE y del PSE-EE.

El motivo de la querella: la reunión que Patxi López y Rodolfo Ares mantuvieron con Otegi.

El Supremo dice que "vendría a ser un fraude constitucional" que alguien pretendiese "corregir la dirección de la política interior o exterior" que la Constitución encomienda al Gobierno democráticamente legitimado.

Además, se especifica que sería "impropio" pensar que los tribunales controlan la acción del Ejecutivo y de los otros poderes del Estado sometiendo a enjuiciamiento penal a sus titulares.

Encuesta

¿Consideras un delito reunirse con Batasuna?

35,9 % (3284 votos)
No
64,1 % (5864 votos)