Los principales sindicatos de clase vuelven a acudir separados —UGT y CC.OO. por un lado y CIG por otro— a las protestas del 1 de mayo, en las que coinciden en llamar a trabajadores y ciudadanía en general a salir a la calle para reclamar un cambio en las políticas que se están aplicando en el Estado y en Galicia y para manifestar el rechazo contra los "recortes de derechos".

Aunque hubo aproximaciones entre las organizaciones sindicales, finalmente tampoco este año habrá manifestación unitaria y, mientras UGT y CC.OO. han programado su acto central en A Coruña (saldrá a las 12.00 horas de la Praza da Palloza), la CIG llevará su protesta principal a Vigo (saldrá a las 11.30 horas del cruce da la Doblada con Urzaiz).

UGT y CC.OO. han elegido este año el lema 'Non teñen límites. Loita polos teus dereitos' y han convocado manifestaciones en nueve localidades —Santiago, A Coruña, Ferrol, Vigo, Pontevedra, Lugo, Ourense, Viveiro y en Arousa—.

Los secretarios xerais de estas dos organizaciones, José Antonio Gómez y Xosé Manuel Sánchez Aguión, llamaron, en la presentación de las protestas, a la ciudadanía a secundar las protestas ese día para pedir un cambio en las políticas de austeridad de los Gobiernos estatal y gallego y para reivindicar los derechos laborales y sociales.

Critican que las medidas políticas están conduciendo a "un empobrecimiento generalizado" y a la "pérdida de derechos laborales". "Estamos perdiendo esas conquistas", avisó Sánchez Aguión, mientras que Gómez animó a que las manifestaciones sean "masivas". "La calle es el lugar que queda a los trabajadores y a los ciudadanos para expresar su tremenda indignación y pedir un cambio de rumbo", dijo.

Por su parte, la CIG se manifestará bajo el lema 'Partido Popular-Unión Europea: menos dereitos, máis pobreza' y anima a los ciudadanos a unirse a las protestas para "poner punto final a este robo, a este saqueo contra la población más débil, contra la clase trabajadora".

El sindicato nacionalista ha convocado movilizaciones en 11 localidades —las siete ciudades, además de Ribeira, A Estrada, A Mariña y Vilagarcía— ya ha instado a salir a la calle para "parar las políticas diseñadas por el PP bajo el mandato de la Unión Europea".

Estas decisiones, ha protestado, están provocando "una cada vez mayor pérdida de derechos y el empobrecimiento masivo de la población". "Constantes reformas que nos dejan sin derechos para dar dinero a los bancos, a las grandes empresas, a los especuladores y a los corruptos", ha criticado el sindicato.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.