El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha declarado este domingo que "antes del final de la legislatura estaremos creciendo y crearemos empleo", ya que ha "habido avances, aunque la gente no los vea todavía". Así lo ha asegurado este domingo en el recinto de la Alhambra en la rueda de prensa que ha ofrecido junto al primer ministro de Irlanda y presidente de turno de la UE, Enda Kenny, tras la reunión que han mantenido ambos en Granada.

Es mejor explicar la realidad que huir de ella. (...) Es imposible crear empleo si no se corrigen los desequilibriosEl presidente ha insistido en que las nuevas previsiones del Gobierno, corregidas por el propio Ejecutivo este viernes, son "conservadoras" y "creíbles", que explican "la realidad en la que estamos". Además, estima que "no merece la pena" decir que ha equivocado sus previsiones sobre creación de empleo. "El Gobierno sabe lo que hace", ha insistido, lo que permitirá que "dentro de un año estaremos mejor que hoy, y creceremos", ha remachado a la vez que ha pedido "paciencia".

"Soy consciente de que hay gente frustrada, pero es mejor explicar la realidad que huir de ella, y no hacer castillos en el aire. (...) No vamos a engañar a la gente", ha dicho Rajoy, para apostillar que se encontró "con unos desequilibrios" en déficit y precios "muy importantes". Por ello, ha defendido el trabajo de él y los ministros "para corregir esos desequilibrios a través de la corrección del déficit y las reformas estructurales", ya que "es imposible crear empleo" si no se solucionan estos problemas, ha reiterado.

Por tanto, ha repetido varias veces que hay que "perseverar" en las reformas, tanto en España como en la UE, para que "llegue el crecimiento y se cree empleo".

Sobre posibles cambios en su gabinete, ha sido categórico al asegurar que no va a hacer "ningún cambio", al estar "muy satisfecho con el trabajo de los ministros".

Entrevista con el 'premier' irlandés

Esta ha sido la primera aparición en público del jefe del Ejecutivo tras conocerse los datos de la EPA de marzo, que estimó en 6,2 millones el número de parados, y después del último Consejo de Ministros, en el que el Gobierno anunció nuevas reformas y admitió que el desempleo no bajará durante esta legislatura.

Rajoy llegó a la Alhambra acompañado del alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y veinte minutos después lo hizo Enda Kenny, al que recibió en el interior del Palacio de Carlos V debido a la lluvia que caía sobre la ciudad durante toda la jornada.

Tras su saludo inicial y un primer posado para los informadores gráficos, Rajoy y Kenny realizaron una visita guiada por varias dependencias de la Alhambra mientras que en el exterior se congregó una veintena de personas pertenecientes a colectivos antidesahucios que han expresado sus protestas a la llegada del jefe del Ejecutivo.

En su entrevista, el presidente del Gobierno y el premier irlandés acordaron defender la aceleración de las medidas económicas comunitarias como la unión fiscal y bancaria.

Kenny permanecerá en Granada para asistir a unas jornadas junto a Luis de Guindos y Wolfgang SchäubleTras esta reunión, Kenny permanecerá en Granada, ya que este lunes participará en la localidad de Loja en unas jornadas organizadas por la Fundación Konrad Adenauer, cercana a la CDU de la canciller alemana Angela Merkel, sobre el futuro de la UE.

En ella intervendrá este lunes también el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el titular de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble.