Detenido en la frontera con India el propietario del edificio que se derrumbó en Bangladesh

  • Mohammed Sohel Rana, que llevaba varios días a la fuga, ha sido detenido en una vivienda alquilada por un amigo suyo.
  • Es un alto responsable del ala juvenil del partido del Gobierno, la Liga Awami.
  • David Mayor, un empresario español radicado en Reus, y copropietario de uno de los talleres textiles del edificio, está en paradero desconocido.
Un grupo de personas ayudan en las labores de rescate tras el colapso del edificio de ocho plantas Rana Plaza, en Dacca, Bangladesh.
Un grupo de personas ayudan en las labores de rescate tras el colapso del edificio de ocho plantas Rana Plaza, en Dacca, Bangladesh.
Abir Abdullah / EFE

Mohammed Sohel Rana, el propietario del edificio Rana Plaza, cuyo desplome el miércoles pasado cerca de la capital de Bangladesh, Dacca, costó la vida a más de 377 personas, ha sido detenido este domingo en Benapole, cerca de la frontera con India tras varios días a la fuga, ha informado el ministro de Gobierno Local y Desarrollo Rural, Jahangir Kabir Nanak, en declaraciones a la prensa.

"Sohel Rana ha sido detenido en Benapole hace cinco minutos", reveló Nanak desde el lugar del derrumbe en declaraciones a la prensa. El sospechoso ya ha sido trasladado a la capital, Dacca, en helicóptero.

Rana, que asegura ser coordinador del ala juvenil del partido del Gobierno, la Liga Awami, fue detenido por un equipo del Batallón de Acción Rápida en torno a las 15.05 horas de este domingo en una vivienda alquilada por amigo suyo en el distrito de Jessore de Benapole, ha informado el diario bangladeshí The Daily Star. "Estaba intentando huir del país", ha revelado Nanak.

La Policía había registrado varias casas de familiares y amigos de Rana desde que éste se dio a la fuga, poco después del accidente. La propia primera ministra de Bangladesh, Sheij Hasina, ordenó el viernes el arresto de Rana.

El martes se pudo escuchar un gran estruendo y aparecieron grietas en la estructura del edificio, por lo que la Policía Industrial ordenó su cierre a los responsables del mismo. Sin embargo, éstos no cumplieron y los trabajadores de al menos dos de las fábricas que albergaba fueron obligados a entrar después de que un ingeniero certificara que el inmueble era seguro, según han relatado los familiares de las víctimas.

El propio Rana restó importancia el martes a las grietas aparecidas en los pilares del edificio y llegó a decir que "no es nada grave".

Todos los dueños de fábricas, detenidos

Además de Rana, los dos propietarios de fábricas textiles del edificio Rana Plaza que aún estaban huidos han sido ya arrestados, según ha informado el portal bdnews24.com citando fuentes policiales. Los otros siete detenidos son el dueño del edificio, otros tres dueños de talleres y dos técnicos municipales.

El último arrestado es Anisur Rahman, presidente de EtherTex, que fue detenido cerca de la Comisaría de Ramna, en Dacca, ha explicado el subcomisario de la Policía de Dacca Masudur Rahman. También han sido detenidos los empresarios Aminul Islam, Mahmudur Rahman Tapas y Bazlus Samad Adnan y los ingenieros municipales Imtemam Hossain y Alam Mia.

Las fábricas situadas en este bloque han producido ropa para marcas occidentales como Primark, Matalan y la española Mango.

En la misma noche del miércoles se presentaron dos denuncias en la Comisaría Modelo de Savar contra Rana y los cinco dueños de los talleres textiles que había en el Rana Plaza. En la primera denuncia se recoge que en la construcción del edificio se emplearon materiales de baja calidad y que no se cumplió el código técnico de la edificación.

La segunda denuncia implica a Rana, a su padre, Abdul Khalek, y a los propietarios de las cinco fábricas por la muerte de trabajadores y los daños causados.

Posibles condenas a cadena perpetua

Los responsables de las fábricas textiles podrían ser condenados a cadena perpetua en virtud de los delitos que les imputa, que incluyen el cargo de homicidio, si finalmente se demuestra que obligaron a los trabajadores a entrar en los talleres pese a los síntomas evidentes de deterioro de la estructura del inmueble. Todo después de que este domingo el juez encargado del caso, Wasim Sheikh, haya abierto el pliego de cargos para incluir nuevas imputaciones.

En concreto, el diario bangladeshí The Daily Star informa de que se les imputan los delitos recogidos en los artículos 307, 323, 324, 325, 326, 337 y, especialmente, el 304 del Código Penal de Bangladesh. Éste último recoge que "quien cometa un homicidio culpable con resultado de muerte será castigado con cadena perpetua", según recuerda el abogado ABM Sharfuddin Khan Mukul, experto en derecho penal.

Un español, posible implicado

Según informó la agencia local UNB, el empresario de nacionalidad española que se encuentra en paradero desconocido es David Mayor, director general de Phantom-Tac, radicada en Reus, una de las fábricas textiles que se alojaban en la el edificio que se desplomó esta semana a las afueras de Dacca.

La página web de esa compañía afirma que el taller textil se encontraba localizado en la cuarta planta del edificio Rana Plaza. Uno de los socios locales del español, Aminul Islam, fue arrestado el sábado,.

Fuentes diplomáticas españolas dijeron a la agencia Efe que conocen la información divulgada por la agencia bangladeshí en la que se menciona al empresario español, pero declinaron ofrecer más detalles. De hecho, aún no se sabe ni de si está incluido en el pliego de cargos que tramita el juez encargado del caso.

Según diversos directorios de información empresarial en Internet, la empresa Phantom-Tac está inscrita como sociedad limitada en el registro mercantil de Tarragona y tiene su domicilio social en el paseo Prim, número 17, de Reus, con el objeto social de control y calidad de productos industriales y de consumo, así como importación y exportación de bienes.

No obstante y según diferentes vecinos consultados por la agencia Efe, en el piso en el que supuestamente se radica la empresa vive la madre de David Mayor, una mujer viuda y que está sola, han asegurado los vecinos, que dicen no conocer a su hijo.

Asimismo, fuentes de la Cámara de Comercio de Reus han señalado que "de momento" no tienen ninguna referencia ni de Mayor ni de la empresa Phantom-Tac.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento