El Hospital Regional participa en el primer trasplante renal cruzado en cadena sin donante anónimo de España

Los profesionales lo consideran "un hito histórico" y destacan el amplio recorrido que tiene la donación por parte de pacientes vivos
Profesionales que han participado en primer trasplante renal cruzado en cadena
Profesionales que han participado en primer trasplante renal cruzado en cadena
EUROPA PRESS

Profesionales del Hospital Regional de Málaga han participado con éxito en el primer trasplante renal cruzado que se ha realizado en España con donantes vivos cruzados en cadena, en concreto tres parejas, sin que haya existido un donante anónimo.

Es la primera vez que se han realizado tres donaciones y tres trasplantes entre tres parejas relacionadas. En concreto, se trata de una de Málaga, tratada en el Carlos Haya, y dos de Barcelona, atendidas en los hospitales Clinic y Bellvitge, según ha informado este viernes en rueda de prensa en Málaga la consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero.

La trasplantada en el hospital malagueño es una mujer de 45 años con una insuficiencia renal crónica que lleva en tratamiento con diálisis desde 1991. Antes de esta operación ya recibió dos donaciones de fallecidos, según ha indicado Dolores Burgos, de la Unidad de Trasplante Renal del centro hospitalario malagueño, quien ha aludido a la "gran capacidad de lucha" de la mujer y su "fuerza por agarrarse a la vida".

Las extracciones renales a los tres donantes y los trasplantes se realizaron de forma simultánea y coordinada el pasado 12 de marzo, según ha indicado el director de la Unidad de Gestión Clínica, Víctor Baena, quien lo ha calificado como "un hito histórico" y ha incidido en que hubiera sido "imposible" sin la estructura de coordinación existente.

Los tres donantes y los tres receptores "están perfectamente y eso nos llena de alegría", ha precisado Baena, mientras que Burgos ha recalcado las "infinitas ventajas" de los trasplantes de vivos, en los que Andalucía está "en los niveles deseados", habiendo superado el 15 por ciento. No obstante, ha apostado por continuar trabajando en este tipo de intervenciones, teniendo en cuenta que los trasplantes por donante cadáver "han tocado techo".

La trasplantada en el centro hospitalario malagueño recibió un riñón de donante vivo de un residente en Barcelona y, por su parte, su marido donó uno de sus riñones al familiar de un donante ingresado en uno de los hospitales catalanes.

El coordinador de Trasplantes del sector Málaga, Miguel Ángel Frutos, ha informado de que la mayoría de los donantes que se le ofrecían a la paciente no le iban bien pero el hecho de que hace unos años se implantara el Programa Nacional de Trasplantes de Donantes Vivos Cruzados ha permitido que esta mujer pueda ya comenzar a hacer su vida normal, después de haber pasado por un episodio de rechazo severo a las tres semanas de la operación; algo que era esperable, según los profesionales, quienes han agradecido el trabajo de todos los compañeros que han participado en esta intervención.

Actualmente, hay 19 parejas esperando compatibilidades, ha dicho Frutos, quien ha incidido en que se ha avanzado mucho. "En medicina no hay milagros, hay logros", ha apostillado, y ha agregado que para hacer los dos trasplantes renales cruzados en cadena que se han realizado ya en el Hospital Regional malagueño —el primero de ellos en septiembre de 2012 con donante anónimo— "ha habido más de 20 intentos fracasados".

Desde que la paciente se incluyera en este programa de donantes vivos hasta que ha sido trasplantada han transcurrido 18 meses. En España existe una base de datos con todos los enfermos y es el mismo programa informático el que hace una primera identificación para, posteriormente, pasar a las pruebas inmunológicas y biológicas, que pueden ser positivas o negativas.

En este caso las operaciones han sido satisfactorias. Los pacientes son "receptores jóvenes", como ha indicado Miguel Ángel Frutos, de entre 40 y 55 años "y afortunadamente están todos bien". De hecho, en un vídeo en el que se ofrece el testimonio de la operada en el Hospital Regional de Málaga, la mujer destaca que se encuentra "perfectamente" y que su marido ha tenido una recuperación "muy rápida". "Tengo una niña de 11 años y tengo que luchar por ella", ha apostillado.

ANDALUCÍA

Los trasplantes renales de donante vivo son la mejor opción de tratamiento renal sustitutivo para pacientes con enfermedad real crónica. Dentro del ámbito familiar es habitual la compatibilidad aunque en ocasiones hay incompatibilidades como el grupo sanguíneo o anticuerpos preformados que impiden la donación directa. Es en estos casos donde la donación cruzada permite intercambiar los riñones entre dos o más parejas de donantes y receptores, de forma que cada receptor reciba un injerto compatible.

Desde que en mayo de 2009 se aprobara este plan nacional, Andalucía ha realizado 12 trasplantes renales cruzados, de los que cinco fueron en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada, cinco en el Puerta del Mar de Cádiz y dos en el Hospital Regional de Málaga.

Actualmente, en la región son 34 parejas las que esperan un trasplante renal cruzado, de ellas 16 son atendidas en Málaga, ocho en el Virgen del Rocío de Sevilla, siete en el Virgen de las Nieves granadino y tres en el Puerta del Mar gaditano.

El Hospital Regional de Málaga ha practicado 2.445 trasplantes de riñón, la mayoría de donante fallecido, desde que iniciara su actividad en esta materia en 1979. En los últimos años el programa de donante vivo está permitiendo realizar alrededor de 10 anuales.

En 2012 se practicaron en el mismo 144 trasplantes renales, ocupando la primera posición entre los centros que realizan trasplantes de riñón en Andalucía y la segunda entre los 44 centros de España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento