Hosni Mubarak
Imagen de archivo tomada el 22 de enero de 2011 que muestra al expresidente egipcio Hosni Mubarak. Amel Pain / EFE

Un tribunal de apelación de Egipto rechazó este lunes la puesta en libertad provisional del expresidente Hosni Mubarak por un caso de corrupción, dictada el pasado sábado por una corte penal, informaron fuentes judiciales.

El tribunal aceptó esta jornada el recurso presentado contra la liberación de Mubarak y ordenó que el exmandatario continúe en la cárcel, donde permanece por otras causas pendientes.

El expresidente egipcio está acusado de apropiarse ilegalmente de fondos públicos y de cobrar de un periódico por hacerle propagandaMubarak fue conducido en helicóptero a la vista de este lunes, celebrada en la Academia de la Policía en las afueras de El Cairo.

El juez permitió solo la presencia de los abogados y la Fiscalía, a petición del letrado defensor Farid el Dib, que solicitó que la sesión se desarrollara a puerta cerrada.

El tribunal rechazó la decisión previa de la Corte Penal del Norte de la capital de liberar a Mubarak mientras se le juzga por un caso de supuesto enriquecimiento ilícito.

El pasado 15 de abril, un tribunal de apelaciones ordenó la puesta en libertad provisional del exjefe de Estado en la causa que se sigue contra él por la muerte de manifestantes.

Sin embargo, debe permanecer en prisión preventiva por varios casos de corrupción, en los que está acusado de apropiarse ilegalmente de fondos públicos reservados para los gastos del palacio presidencial y de cobrar honorarios al periódico Al Ahram a cambio de hacerle buena propaganda.

El jueves pasado, Mubarak fue trasladado del Hospital Militar de Maadi, donde estaba ingresado desde diciembre, al centro sanitario de la cárcel de Tora, en El Cairo, después de que la Fiscalía considerara que su salud había mejorado.