Los condrocitos de pacientes con artrosis presentan alteraciones en la expresión y en la localización de las proteínas que forman los canales de comunicación, según un estudio español presentado en el Congreso de la Sociedad Internacional de Investigación en Artrosis (OARSI, en sus siglas en inglés), celebrado del 18 al 21 de abril en Filadelfia (Estados Unidos), que da la posibilidad de que estas alteraciones en la función de estos canales pudieran desencadenar artrosis.

Hasta ahora se creía que las células responsables de la formación y mantenimiento del cartílago articular (condrocitos) se encontraban aisladas; no obstante, se ha demostrado que están físicamente unidas a través de una red de conexión celular.

En concreto, los condrocitos en tejido están físicamente unidos a través de una red de conexión celular, que les confiere la capacidad de intercambiar de forma directa información en forma de segundos mensajeros, pequeñas moleculas de RNA y nutrientes como la glucosa, así como responder de forma coordinada y uniforme ante cualquier estímulo o daño celular.

"Estos resultados ayudarán a entender el correcto funcionamiento del cartílago articular y sin duda contribuirán al desarrollo de nuevas dianas terapéuticas para el tratamiento de patologías articulares", ha explicado la doctora María Dolores Mayá, del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (INIBIC), quien ha desarrollado la investigación junto con el doctor Francisco Blanco, del mismo organismo.

La investigación de Mayán, que ha asistido al Congreso gracias a una de las becas OARSI de la Sociedad Española de Reumatología, en colaboración de Bioibérica Farma, evidencian que en el caso del cartílago articular, la existencia de una red celular y de los canales de conexinas permiten el acoplamiento metabólico y el intercambio de información.

En concreto, los condrocitos están físicamente conectados a través de finas prolongaciones del citoplasma que permiten el contacto de célula a célula y la comunicación ocurre a través de canales conexinas (denominados uniones Gap o Gap Junctions). Estos canales son los responsables de las sinapsis eléctricas en neuronas o de la transmisión del impulso eléctrico entre las células del corazón.

En una conclusión final destacan que las conexinas y sus canales "podrían estar jugando un papel fundamental" en la comunicación celular y coordinación metabólica, con el objetivo de custodiar la fisiología y homeostasis del cartílago para preservar la estructura del cartílago articular y mantener el buen funcionamiento de las articulaciones. Estos resultados, junto a los recientemente publicados en 'American Journal of Pathology', sugieren que alteraciones en la función de las conexinas y sus canales podrían desencadenar en patologías como la artrosis.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.