Viviendas en venta
Una promoción de pisos y apartamentos en venta. CH. LIZARRALDE

La Generalitat creará un impuesto con el que pretende gravar los pisos vacíos de la banca y los promotores con el fin de incentivar el alquiler, según ha explicado este lunes el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila.

En declaraciones a Rac-1, ha explicado que esta medida se incluirá en la ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat para 2013 y ha admitido generará "controversia", por lo que se deberá definir bien. La tasa, que  no se aplicará a particulares, no tiene fines recaudatorios, según apuntó la republicana Anna Simó.

El acuerdo de legislatura entre CiU y ERC ya recogía la posibilidad de "estudiar la aplicación de medidas impositivas o medidas de otra índole para incentivar la entrada en el mercado de alquiler de las viviendas desocupadas propiedad de sociedades mercantiles".

En ese sentido, el Departament recuerda que es un modelo ya vigente en Francia, donde el número de pisos vacíos a los que se aplica el tributo se redujo un 40% entre 1999 y 2010, lo que demuestra la efectividad para incorporarlos al mercado del alquiler.

Vila, que no ha cifrado cuánto espera recaudar el Govern por esta vía, ha precisado que la tasa a las viviendas vacías será proporcional al número de pisos que tengan desocupados, y ha dejado claro que este impuesto no afectará a particulares. "Cuantos más pisos estén en alquiler, menor será el impuesto que se grave", ha aclarado.

En Cataluña hay más de 350.000 pisos desocupadosLa Generalitat tiene localizados unos 70 municipios donde existe una demanda acreditada de pisos y, en cambio, se acumulan las viviendas vacías; la idea del gobierno catalán es gravar allí los pisos desocupados de personas jurídicas, pero bonificarles luego esa cantidad si los ponen en alquiler.

Vila ha comentado que Cataluña "no puede permitirse" tener a miles de familias afectadas por los desahucios y entre 350.000 y 400.000 viviendas vacías, entre nuevas (80.000) y de segunda mano.

La tasa sólo se aplicaría en 70 municipios donde hay una demanda acreditada de alquiler, principalmente en el área metropolitana de Barcelona y en las capitales de comarca.

Contrario a las expropiaciones

El president de la Generalitat, Artur Mas, ha matizado desde Bruselas que su Ejecutivo aún no ha tomado una de decisión definitiva pero estudian medidas para estimular el alquiler pues "una de las batallas pendientes" en España es que haya más pisos de alquiler y menos de compra.

"Nosotros no estamos de acuerdo con políticas que se hacen en otros territorios del Estado de expropiación de determinados pisos", ha agregado en relación al decreto que permite expropiar el uso de viviendas en Andalucía.

"Se trata de hacer políticas que permitan poner las viviendas vacías en el mercado pero sin llegar a usurpar la propiedad", ha explicado Mas, quien ha recordado que el derecho a la propiedad está reconocido por la Constitución.

Ley de mínimo vital

La coordinadora nacional de ICV, Dolors Camats, ha invitado a CiU a sumarse a su propuesta de ley de mínimo vital, presentada en el Parlament por los ecosocialistas, que, entre otros, pretende expropiar el uso de viviendas vacías de las entidades bancarias intervenidas.

El anuncio de Vila tiene parte de "cinismo" porque la federación nacionalista modificó el artículo de la ley catalana de la vivienda que permitía expropiar el uso de pisos desocupados, un artículo que ahora ICV quiere recuperar para construir un "auténtico parque de alquiler social" para dar respuesta a los problemas de miles de personas.

El impuesto no aborda el problema de los desahuciosPor su parte, el portavoz del PSC, Jaume Collboni, ha afirmado que la medida del Govern es "positiva pero insuficiente" porque "dinamiza el mercado del alquiler social pero no aborda el problema social de los desahucios"

Es por ello que ha invitado el Ejecutivo de Mas a sumarse a la reforma de la ley de la vivienda presentada por el PSC en el Parlament y le ha animado, asimismo, a estudiar la "expropiación temporal" de pisos para destinarlos a familias desahuciadas.

Ni impuesto ni usurpación

La presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, también se ha mostrado crítica con la medida. "La política de Mas es crear más impuestos, y el camino no es el incremento de la presión fiscal, que es lo que hace para acontentar a su socio", ha espetado.

La política de Mas es crear más impuestos para acontentar a su socioSu partido, ha anunciado, impulsará medidas para reducir el número de viviendas vacías, que en Cataluña representan el 11%. Las propuestas van desde analizar qué pisos podrían destinarse a fines sociales hasta fomentar convenios entre entidades sociales y bancos para que personas en riesgo de exclusión puedan ejercer su derecho a la vivienda.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.