Javier Fernández-Lasquetty
Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. EUROPA PRESS

El consejero madrileño de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha dicho este domingo que "los de las barricadas y las movilizaciones no han conseguido nada" a la hora de cambiar aquello que critican en los planes de la Comunidad para externalizar la gestión de seis hospitales públicos.

En declaraciones tras presentar la próxima campaña de vigilancia sobre el polen, el consejero ha asegurado que la voluntad del Gobierno regional "siempre" ha sido dar la oportunidad de hacer aportaciones a quien quería hacerlo.

Por eso, ha añadido, los pliegos que establecen las condiciones de la externalización contienen "infinidad de aspectos que se derivan directamente de peticiones, observaciones y sugerencias que nos han expresado profesionales, hospitales y otro tipo de entidades".

Las manifestaciones nunca tuvieron sentido pero ahora menos que nuncaTras afirmar que a lo largo de todos estos han mantenido más de 300 reuniones con entidades que representan a profesionales, sindicatos, colegios profesionales y sociedades científicas, y con muchos médicos y enfermeras a título individual, ha señalado que su "impresión" es que las manifestaciones, como la que se ha celebrado este domingo en Madrid, "nunca tuvieron sentido pero ahora menos que nunca".

En este sentido ha declarado que "si lo que preocupaba es que esos hospitales se van a quedar sin buenos profesionales", ahora saben que "no, que van a continuar los mismos profesionales, luego eso ya no puede ser un motivo de preocupación".

"Si lo que preocupaba era que se establezcan medidas de garantía", ha continuado, ahora saben que las condiciones de la externalización "incluyen una serie de mecanismos de garantía de calidad muy exhaustivos con indicadores de resultados, auditorías externas, representantes de la administración pendientes de vigilar".

Por eso ha argumentado que los convocantes de las manifestaciones, "sindicatos, plataformas, movimientos asamblearios", han girado "de una preocupación que en su origen podía tener su explicación, sus motivos", a "una contestación exclusivamente por motivos políticos o sindicales", algo que respeta pero que, "evidentemente", ha subrayado, no puede compartir.

Consulta aquí más noticias de Madrid.