Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin, a su llegada a los juzgados de Palma, el pasado mes de febrero. Esta imagen, la del yerno del jefe del Estado a punto de declarar antes un juez por un caso de corrupción, fue la que inició la cascada de problemas para la Casa del Rey. Ballesteros / EFE

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha pedido a la Fiscalía Anticorrupción y a las partes personadas en esta causa que se pronuncien sobre la solicitud del sindicato Manos Limpias de retirar el pasaporte a Iñaki Urdangarin, han informado fuentes del caso.

Finalmente, el magistrado no realizará una "vistilla" en los juzgados de Palma con el Ministerio Público y las partes personadas para decidir sobre este asunto, y les ha dado un plazo de diez días con el objetivo de que se pronuncien al respecto.

El colectivo Manos Limpias, que ejerce la acusación popular en el caso Nóos, pidió hace unos días al magistrado la celebración de la llamada "vistilla" de medidas cautelares para reclamar la retirada del pasaporte a Urdangarin a fin de impedir que pueda salir de España.

La solicitud tiene lugar después de que Urdangarin haya comunicado al rey, su suegro, su decisión de aceptar la oferta del entrenador de balonmano Valero Rivera y trasladarse a Doha (Catar) para incorporarse al equipo técnico del todavía seleccionador español, si finalmente se hace cargo del equipo nacional catarí. Urdangarin acompañaría a Valero como segundo entrenador.