Jesús Calvo Soria, Francisco Correa y Leopoldo Arnaiz
Jesús Calvo Soria (a la izquierda), Francisco Correa (en el centro) y Leopoldo Arnaiz.

Uno de los últimos 'pelotazos' de la 'trama Gürtel' tiene nombre de flor. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz investiga desde hace meses a la empresa Narcisos 22, una nueva ramificación del caso en la que varios imputados, entre ellos el cabecilla Francisco Correa, se habrían hecho con muchos metros cuadrados de suelo en los nuevos barrios urbanísticos que se van a desarrollar en Boadilla del Monte (Madrid), y luego los habrían vendido, entre otros, al principal urbanista del PP haciéndose así con pingües beneficios. Se calcula que esta empresa ha ganado unos 10 millones de euros, según las fuentes jurídicas consultadas por 20Minutos.

El eje de esta nueva pieza del caso gira sobre una ‘compañía pantalla’, Narcisos 22, dirigida por Jesús Calvo Soria, uno de los testaferros de Correa e imputado también por el juez. Esta empresa, según una providencia del juez Pablo Ruz fechada en enero de 2013, ha cambiado de nombre y se llama ahora Pelendones S.L. De momento, la oficina antifraude de Hacienda, la ONIF, investiga los movimientos bancarios de Narcisos 22, sus operaciones de venta, facturas y el origen de sus fondos.

Hacienda investiga las operaciones y facturas de Narcisos El mecanismo ideado para este nuevo 'pelotazo' es sencillo. Leopoldo Arnaiz, un famoso urbanista y arquitecto, que ha diseñado los planes urbanísticos de muchos municipios gobernados por el PP, elaboró en 2006 el de Boadilla del Monte, uno de los epicentros de la 'trama Gürtel'. Las comisiones gestoras de los nuevos barrios (que aglutinan a los propietarios de suelo) obligaban por contrato a estos dueños a que Narcisos 22 hiciera la gerencia urbanística de estos barrios (los trámites administrativos para que se construyan).

A cambio, cada propietario pagaba un porcentaje de su suelo a Narcisos 22, que se hacía así con parcelas donde nunca las tuvo y después con mucho dinero tras vender ese suelo. Entre los compradores de Narcisos 22 están, por ejemplo, varias empresas de Arnaiz. Curiosamente este urbanista es dueño de otra empresa de la que depende una segunda firma cuya apoderada fue la presidenta de la comisión gestora de uno de esos barrios. La cuadratura del círculo.

Los cinco nuevos barrios

Los cinco nuevos barrios de Boadilla del Monte se llaman Valenoso, El Pastel, Las Cárcavas, El Encinar y El Olivar. Entre los cinco suman 3,4 millones de metros cuadrados y en ellos se edificarán 7.000 viviendas. La documentación en poder de este diario revela que Leopoldo Arnaiz Eguren participó al menos en el diseño de cuatro de estos barrios: La Carcava, Valenoso, El Pastel y El Encinar. Creados en 2005, ahora, en 2013, los barrios ya están urbanizados a la espera de que se construyan la gran mayoría de los pisos.

Calvo Soria, un ex alto cargo de Gallardón

En junio de 2010, 20Minutos ya adelantó que la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional había empezado a investigar a Narcisos 22, “una empresa buzón” de la trama de Francisco Correa. Su administrador único era Jesús Calvo Soria. Este último está imputado por blanqueo de capitales, fraude fiscal, tráfico de influencias y cohecho. Fue alto cargo en el Gobierno autonómico de Madrid en la etapa de Ruiz-Gallardón. También fue secretario técnico de la Consejería de Educación con Gustavo Villapalos y exgerente de la Universidad Complutense también con Villapalos. Calvo Soria seguía las órdenes de Correa, según la Policía. Narcisos 22 se llama ahora Pelendones S.L.

Los contratos de Narcisos 22

La comisión gestora de los barrios (el ente que precede a la junta de compensación) y Narcisos 22 firmaban un "contrato de gerencia". En ellos se expone que "los desarrollos urbanísticos promovidos aconsejan el encargo de las actuaciones de gerencia a una sociedad especializada para lograr su mejor, más ágil y eficaz gestión”. Obviamente, el contrato indicaba que la comisión había decidido por votación encargar esa gerencia a Narcisos 22.

¿Qué debía hacer Narcisos 22? El contrato estipula 20 puntos de gestión como parte del trabajo que debe desarrollar el testaferro de Correa, como los trámites ante la Agencia Tributaria, el registro de la Propiedad, los convenios de suministro de agua, gas, luz... Además, llama mucho la atención que la comisión gestora contratara a Narcisos 22 cuando ya firmó otro “contrato de prestación de servicios” con la empresa Arnaiz Consultores, una firma que se encarga precisamente del desarrollo de planes urbanísticos. Su propietario es Leopoldo Arnaiz, el urbanista.

Un 2,5% de pago por los servicios de Narcisos 22

El contrato también estipula que los propietarios de suelo deberán pagar como “retribución” a Narcisos 22 el 2,5% del "aprovechamiento neto resultante que les asigne el proyecto de reparcelación". 20Minutos ya recogió en mayo de 2010 el testimonio de uno de los 26 propietarios de suelo que figuraba en el proyecto de El Encinar, donde Narcisos se hizo con 2.476 metros cuadrados tras el pago del 2,5% que hizo cada uno de los dueños de suelo.

"Para poder adherirse a la Junta de Compensación había que acudir al notario a formalizar sus condiciones. Siempre me decían que no era cosa suya, que todo era una imposición del Ayuntamiento. Y si no firmabas, no te adherían a la junta, te dejaban fuera. Incluso me amenazaron con expropiarme si no firmaba"

A mi cliente le informaron que eran imposición del Consistorio" "A mi cliente le informaron de esta exigencia en el despacho del presidente de la Junta de Compensación y le dijeron que era una imposición del Ayuntamiento. O daba un porcentaje de su suelo o no aprobaban el plan", señala el abogado de otro de los propietarios. "Todos cedieron porque, obviamente, les interesaba que se recalificaran sus suelos", explica el letrado.

Otro documento en poder de este diario revela que otra persona, propietaria de suelo también en El Encinar, registró un escrito de protesta en la concejalía de urbanismo del Ayuntamiento de Boadilla informando que “nos desvinculamos de cualquier despacho o agentes que cobran el 2% en terreno. Entendemos que el Ayuntamiento tiene el deber y la obligación de resolver la firma del convenio sin ningún intermediario”.

Obligados por la trama

La Policía Nacional se llevó los planes urbanísticos de estos barrios cuando registró el Ayuntamiento de Boadilla. Las fuentes jurídicas consultadas creen que el Consistorio, gobernado entonces por el también imputado Arturo González Panero (PP), obligó a las comisiones gestoras de estos barrios a contratar a Narcisos 22 por petición de Correa, que controlaba al testaferro Jesús Calvo Soria. 

Narcisos se hizo con 30.000 metros cuadrados

En el Registro de la Propiedad de Boadilla queda reflejado que Narcisos 22 llegó a hacerse con 29.300 metros cuadrados en cuatro de los cinco desarrollos (Las Cárcavas, Valenoso, El Encinar y El Pastel), de los que 12.400 son para construir zonas comerciales. En las notas simples de las parcelas, los nuevos terrenos de Narcisos no tienen referencia catastral, ya que son parte de otros suelos ya existentes. Narcisos 22 no figura en la relación de propietarios iniciales de suelo de estos barrios. Se hizo con terrenos tras el pago de ese 2,5%

La presidenta de la comisión gestora

Patricia Sánchez Martínez es la presidenta de la comisión gestora del desarrollo de El Encinar. Curiosamente era una de las apoderadas de la empresa Paisajes de Sierra S.L, ya extinguida. Paisajes de Sierra depende de otra empresa, llamada DosMilenaria, cuyo dueño último es Leopoldo Arnaiz. Así figura en una denuncia puesta el 22 de abril de 2009 en un juzgado de lo mercantil.

El urbanista, la pieza clave

Leopoldo Arnaiz Eguren es arquitecto, urbanista y funcionario de la Comunidad de Madrid en excedencia. Ha diseñado muchos de los planes de ordenación urbana de varios municipios de Madrid, entre ellos el de Boadilla. Fue llamado a declarar en la comisón de 'tamayazo'. En la actualidad Arnaiz está siendo investigado en el juzgado número 35 de Madrid por blanqueo de capitales.

Una exsocia le denunció primero en un juzgado de lo mercantil para impugnar las cuentas de ocho empresas que supuestamente pertenecen a Arnaiz. La denuncia dice que Arnaiz controlaba por medio de testaferros un entramado de sociedades que tenían o han tenido suelo en varios municipios de Madrid. El asunto pasó al juzgado de instrucción 35, que ha visto indicios de delito fiscal y de blanqueo de capitales.

Arnaiz está siendo investigado por blanqueo de capitales La exsocia señala que el auténtico dueño del 90% de las acciones de esas sociedades es Arnaiz, según escrituras hechas en notarías de Reino Unido. La exsocia, también imputada, pide al urbanista 50 millones de euros, el supuesto valor del 10% de las acciones restantes. Ni la exsocia ni Arnaiz han querido hacer declaraciones a 20Minutos. Los testaferros contratados por Arnaiz, según esa denuncia, controlan ocho empresas. De una de ellas, DosMilenaria S.L, cuelga Paisajes de Sierra, de la que fue apoderada la presidenta de la comisión gestora de El Encinar, Patricia Sánchez. En total el entremado empresarial tiene 30 sociedades.

Narcisos 22 vende a Arnaiz

Varias notas simples del registro de la Propiedad demuestran que Narcisos 22 ha ido vendiendo poco a poco los terrenos que le tuvieron que dar los propietarios de suelo de Boadilla, el pago de ese 2,5%. Por ejemplo, Narcisos 22, ya Pelendones, vendió una parcela en El Pastel a una cooperativa de viviendas para que construyera 19 casas. La venta se cerró en 2,75 millones de euros.

En mayo de 2008 Narcisos 22 vendió por 708.000 euros una parcela de 2.000 metros cuadrados a Invercantil S.L., administrada por Carlos Serrano Altimiras, uno de los testaferros de Arnaiz, también investigado. El urbanista anexionó esa parcela a otras dos que ya tenía a nombre de otras dos sociedades de su entremado: Beltraex Nexo S.L. y Centros Comerciales Raíces 3.000 S.L. En total sumó una parcela de 10.252 metros cuadrados. 

Narcisos 22 también vendió otra parcela de 5.138 metros cuadrados en El Valenoso a Aquiles e Hijos, una firma de la familia de un exalcalde de Boadilla por el PP. Otra parcela de 4.140 metros en La Carcava fue vendida a la cooperativa de viviendas Villa Naranjo. Otra parcela más de 600 metros en el Valenoso ha sido vendida a la empresa Murgil Invest.

¿Dónde está el dinero?

La Audiencia investiga ahora los fondos obtenidos por Narcisos 22 en sus operaciones inmobiliarias en Boadilla. Un escrito de la Fiscalía Anticorrupción fechado el 8 de abril informa al juez que las autoridades suizas han bloqueado una nueva cuenta de Francisco Correa, con unos fondos de 17 millones de euros. La cuenta asociada está a nombre de la sociedad panameña Golden Chain Properties, que se relaciona con Correa.


Consulta aquí más noticias de Madrid.