La Diputación recoge más de 4.600 animales vagabundos en la provincia de Málaga durante 2012

La Residencia Canina Paraíso realizó un total de 753 donaciones a familias interesadas en adoptar una mascota
Perro
Perro
EUROPA PRESS

El Servicio de Recogida de Animales Vagabundos, dependiente del Área de Medio Ambiente de la Diputación de Málaga, ha realizado en el año 2012 un total de 4.636 capturas de animales que habían sido abandonados, lo que ha supuesto un descenso del 11 por ciento respecto al año anterior.

La labor de la Residencia Canina Paraíso, situada en la carretera Cártama-Churriana, presta actualmente este servicio de recogida para los municipios menores de 20.000 habitantes desde el año 1999, a través del contrato suscrito con la delegación de Medio Ambiente del ente supramunicipal.

Durante el último año, se han realizado un total de 1.173 visitas tanto programadas como de emergencia a los 88 municipios que cuentan con esta asistencia, lo que supone una media de tres por día. Junto con los perros capturados, que suponen más del 90 por ciento, el otro tipo de mascota que tiene su hueco en la residencia son los gatos, representando el ocho por ciento, han apuntado este sábado desde la Diputación Provincial.

La existencia de perros abandonados, sueltos e incontrolados, además de evidenciar un problema de tipo humanitario, en cuanto a que los perros, que son los animales más abandonados, sobreviven en condiciones muy deficientes, representan un alto riesgo potencial para la salud humana, según han señalado desde el ente supramunicipal en un comunicado.

En este sentido, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los perros incontrolados son los animales que mayor número de enfermedades pueden transmitir al hombre. Además de representar un riesgo sanitario, pueden ocasionar un perjuicio económico, ya que al no estar adiestrados pueden atacar a los rebaños de ovejas y cabras o a cualquier animal al que puedan acceder.

La residencia Canina Paraíso se ocupa también de recogerlos y esterilizarlos, quedándose un gran número de ellos como 'invitados' en las gateras de sus instalaciones. Normalmente, los animales vagabundos carecen de identificación y por tanto, de las medidas sanitarias que aseguran la imposibilidad de transmisión de enfermedades y parásitos, tanto a humanos como a otros animales. Su recogida pretende evitar este tipo de riesgos y otros como accidentes de tráficos o mordidas, han señalado desde la Diputación.

Para ello, se les acoge o se donan a posibles dueños interesados. De este modo, la residencia realiza donaciones a personas que quieren tener una mascota. En este sentido, las donaciones en 2012 fueron 753, siendo un 40 por ciento de todos los recogidos aptos para ello.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento