«Estamos cansadas de ser víctimas de segunda, de promesas sin cumplir y de parches iniciales que no tienen continuidad posterior», dice la presidenta, Esther Antero.

El programa municipal de Atención a Víctimas del Maltrato de Bilbao ha atendido en el último año a 469 mujeres. La media entre ellas es de siete años de maltratos continuados, según explicó la delegada de Mujer y Medio Ambiente del Ayuntamiento, Carmen García.

El Gobierno vasco está estudiando personarse en calidad de perjudicado en los procedimientos judiciales de muerte o lesiones graves por violencia de género. El motivo es la cantidad de casos de malos tratos denunciados, 5.553, desde que se crearon los juzgados específicos en las tres capitales vascas.