El Parlamento de Chipre rechaza el plan europeo para imponer una quita a los depósitos bancarios

Centenares de personas se manifestan contra la ratificación del paquete de medidas del Eurogrupo, que incluye una quita a todos los depósitos privados.
Centenares de personas se manifestan contra la ratificación del paquete de medidas del Eurogrupo, que incluye una quita a todos los depósitos privados.
Filip Singer / EFE

El Parlamento de Chipre ha rechazado el plan del Eurogrupo para aprobar una quita a los depósitos bancarios impuesta por las autoridades a cambio del rescate de su sistema financiero. La medida ha recibido un rechazo sin paliativos, después de que todas las fuerzas políticas hayan votado en contra, a excepción de 19 miembros del partido en el Gobierno (el DISY), que se ha abstenido.

En una sesión parlamentaria marcada por la tensión ante la amenaza de bancarrota o de salida del euro por parte de Chipre, diputados como el presidente del Parlamento, Yannakis Omirú, calificó el impuesto a los depósitos como "un atraco a la propiedad privada, contra toda noción del derecho", al tiempo que instó a todas las fuerzas políticas a apoyar a Anastasiadis a renegociar la decisión.

El presidente chipriota, Nikos Anastasiadis, que ya preveía dicho resultado, ha convocado para este miércoles a los líderes parlamentarios de los principales partidos.

La reunión está prevista, según fuentes parlamentarias, a las 11.00 horas, y ha sido convocada "con el objetivo de examinar alternativas para enfrentar la situación que se va a crear después de la sesión de este martes en el Parlamento", según ha declarado el propio Anastasiadis.

Una votación sin respaldo claro

Chipre afrontaba este martes una sesión parlamentaria programada para votar la versión modificada de la quita, si bien todo hacía parecer desde el principio que sería rechazada, como finalmente ha sucedido. Así, el ministro de Defensa, Fotis Fotiu, señaló en declaraciones a la cadena griega Skai que el Gobierno estaba intentado buscar soluciones fuera de la Unión Europea. "Se han ejercido presiones increíbles sobre el Gobierno en relación con la quita a los depósitos privados y estás presiones continúan. Eso no es un clima de negociación entre socios", dijo.

Fotiu aseguró que es posible que los bancos se mantengan cerrados incluso el jueves. De momento, el cierre de bancos y Bolsa está previsto para este miércoles. Ante este 'corralito', las autoridades británicas han enviado este martes un avión con un millón de euros "como medida de contingencia" para ayudar a los militares destinados allí.

La teleconferencia del Eurogrupo

Chipre obtuvo este lunes por la noche luz verde del Eurogrupo para formular un nuevo modelo de quita de los depósitos que sea menos gravosa para los pequeños ahorradores. El proyecto inicial preveía un impuesto extraordinario del 9,9% para los depósitos superiores a los 100.000 euros y del 6,7% para los inferiores.

El Eurogrupo subrayó en su comunicado que lo que importa es que Chipre asuma su compromiso de aportar 5.800 millones de euros al rescate mediante la participación de los depositarios, y que corresponde al Gobierno de Nicosia acordar los tramos impositivos.

Entre las fórmulas alternativas a la propuesta inicial de gravar con un 9,9% los depósitos que superen los 100.000 euros y con un 6,75% los inferiores, figura dejar exentos los que no superen los 20.000 euros, aplicar un 6,75% hasta la franja de 100.000, y seguir progresivamente hasta un 15% para los que superen los 500.000 euros.

Intereses rusos en Chipre

Estaban previstas para este martes una serie de reuniones de la judicatura, los grupos parlamentarios e incluso con representantes del ministerio de Justicia ruso. Más de una quinta parte de todos los depósitos en los bancos de Chipre, que suman unos 70.544 millones de euros, están en manos de ciudadanos rusos.

Partiendo de la base de que no son precisamente pequeños ahorradores, cabe esperar que una mejora de la tasa impositiva para los pequeños depósitos en detrimento de los grandes capitales, provocará reacciones todavía más airadas en Rusia.

El euro vuelve a estar en duda

La decisión tomada por Chipre y los socios europeos ha instalado de nuevo las dudas sobre una unión política y económica en Europa. La medida de imponer un impuesto especial o quita a los depositantes chipriotas ha supuesto, por varios motivos, una decisión sin precedentes y con importantes repercusiones para la Eurozona:

  • Es una quita, no un impuesto: Pese al interés de las autoridades por nombrar como un "impuesto" a las pérdidas impuestas a los depositantes, todos los economistas e inversores consultados por 20minutos.es tienen claro que no es si no una quita. "Como en esta crisis todos son eufemismos se le denomina una tasa sobre la riqueza, lo que me imagino tiene alguna implicación legal que permite evitar los litigios correspondientes", ha explicado el profesor Tanos Santos, doctor en Economía en la Universidad de Chicago.
  • Los depósitos son tocables: La crisis chipriota ha roto otra de las bases legales y jurídicas sobre la que estaba fundamentada la unión monetaria. Con la imposición de esta quita a los depósitos, se rompe con el preceptivo orden de prelación de la banca, que dicta que en caso de quiebra los últimos en sufrir pérdidas serán los depositantes y los dueños de bonos garantizados, por lo que antes habrá de que hacer recaer las pérdidas sobre dueños de pagarés, deuda subordinada, acciones y cuotas participativas, entre otros. No ha sido así en este caso, y "sin lugar a dudas esta actuación aleatoria conlleva riesgos incalculables", explica Christian Torres, gestor de fondos, para quien "lo relevante es hacer recaer las pérdidas en donde realmente toca, salvaguardando el principio de prelación que da equilibrio a los mercados".
  • Adiós a las garantías: Tan grave o más, según los analistas consultados por este diario, es la decisión de imponer quitas a los depósitos menores de 100.000 euros (cantidad que en teoría entra dentro de los límites personales asegurados por los Estados). La última propuesta chipriota consistía en dejar exentos a los depósitos menores de 20.000 euros y tasar progresivamente al resto. "¿Qué depositante chipriota, en su sano juicio, mantendrá sus depósitos una vez conocido que no están garantizados?", cuestiona Alberto Moro, CEO de Solventis.
  • El 'corralito', un mal menor: Pese a lo llamativo del cierre temporal de las entidades bancarias, lo cierto es que para los analistas consultados el corralito es el mal menor para el común de los ciudadanos. Y es que tras el aviso de las autoridades de la aplicación de este impuesto, hubiera sido de esperar una fuerte fuga de capitales que hubiera conducido al país al impago total de sus deudas. "Entonces, el coste que Europa deberá soportar será muy superior al límite de recursos que inicialmente se habían comprometido (10.000 millones)", añade Alberto Moro.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento