Se vende garaje
Carteles de venta y alquiler de plazas de garajes en una cochera particular de Madrid. JORGE PARÍS

En la época de bonanza, los madrileños se lanzaron a comprar plazas de garaje. En unos casos, lo hicieron por la necesidad de tener un lugar de aparcamiento seguro. En otros casos, las compraron como una inversión. Pero ahora, con la crisis, los propietarios de estos bienes están haciendo el camino inverso: los madrileños necesitados de liquidez están poniendo a la venta sus plazas de garaje, lo que está provocando una sobreoferta de aparcamientos en la región, según los datos de portales inmobiliarios y expertos del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria.

Muchos compraron los garajes para alquilarlos, pero ya es difícil hacer negocio con ellosEn solo un año (entre 2011 y 2012), el número de garajes particulares puestos en venta o en alquiler en la región aumentaron un 124% (más del doble), según datos de fotocasa.es. Esta evolución contrasta con la del año anterior, cuando la oferta de plazas solo creció un 4%. La salida al mercado fue mayor en operaciones de alquiler (un 144% de aumento) que de ventas (un 104% más). "Lo que está ocurriendo es que la gente tiene necesidad de soltar lastre, debido a la crisis económica. Muchos compraron los garajes para alquilarlos y sacarles rentabilidad; ahora están desesperados por quitárselos de encima", explica Fernando Merino, portavoz de fotocasa.es.

Los que compraron las plazas para aparcar en ellas "ahora prefieren sacar el coche a la calle y vender o alquilar el garaje para recuperar algo del dinero que invirtieron. Cuando la economía iba bien, muchas familias llegaron a acaparar más de dos plazas de garaje", añade Merino. "Quienes tienen problemas económicos marcan sus prioridades. Y ahora prefieren desprenderse de los aparcamientos, antes que perder otros bienes de primera necesidad", explica Francisco Sánchez, presidente de la Comisión de Valoraciones del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria.

Este boom de plazas en venta tiene su reflejo en la cantidad de carteles y anuncios que empapelan las cocheras de cualquier calle de Madrid. Pero también tiene otra consecuencia: los madrileños sacan el coche a la superficie, lo que dificulta aún más la búsqueda de aparcamiento en la calle, un problema que ya estaba enquistado en la capital. "De hecho, la sobreoferta de plazas es mayor en la periferia que en el centro. La razón es clara: en el centro no hay más remedio que tener una plaza de garaje porque aparcar es imposible (hay poco sitio, están los parquímetros,...), mientras que en el extrarradio es un bien prescindible", apunta Sánchez.

Prefieren alquilar a comprar

En cambio, a los potenciales vendedores les cuesta cada vez más encontrar un comprador al que colocarle las plazas. "Igual que ocurre con las viviendas, ahora mismo la compraventa de garajes no es el mejor negocio", coinciden los expertos inmobiliarios. De hecho, según los registros de fotocasa.es, los madrileños que necesitan un aparcamiento se decantan por el alquiler antes que por la compra.

Los mayores descensos de precios se dan en Retiro, Latina y MoncloaLa dificultad para encontrar gente interesada en las plazas está provocando una caída en su precio. El metro cuadrado de un garaje en Madrid cuesta ahora 2.244 euros, frente a los 2.399 euros de hace un año (un 6,5% de bajada media en la capital), según datos de idealista.com. Así, una plaza de tamaño tipo (de 14 metros cuadrados) valdría ahora 31.416 euros. Incluso, esta caída llega al 13,7% en el caso de Retiro, donde un garaje cuesta ahora 32.032 euros, tras un descenso que supera los 5.000 euros. También sufren notables descensos los precios en Latina (un 12,7% menos) y Moncloa (un 11,3% menos). En cualquier caso, el distrito con el metro cuadrado más caro sigue siendo Centro: allí comprar una plaza cuesta una media de 57.540 euros, frente a los 62.622 euros de hace un año.

El alquiler, debido a que es más demandado, no ha experimentado una bajada de precios tan elevada. El arriendo de una plaza en la capital cuesta una media de 93,8 euros al mes (un 0,8% menos que hace un año). El distrito con el alquiler más caro es Centro (155,4 euros mensuales), seguido de Salamanca (148,4 euros) y Chamberí (141,4 euros). La caída de precios ha sido mayor en Chamartín: el alquiler mensual en este distrito es ahora un 7,7% más barato (114,8 euros de media).

Consulta aquí más noticias de Madrid.