La Audiencia Provincial de Toledo ha condenado a dos años y nueve meses de cárcel a J.A.S.C., acusado de secuestrar a su expareja y amenazarla cuando tenía una orden de alejamiento, además de acosarle llamándole al teléfono móvil hasta en 2.133 ocasiones una vez finalizó la detención ilegal.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, llega después de que el acusado reconociera los hechos y el fiscal rebajara la petición de pena de ocho años a los dos años y nueve meses a los que al final ha sido condenado.

El Ministerio Público pedía para el procesado una pena de seis años por detención ilegal y de dos años por amenazas, que ha rebajado a dos años por un delito de detención ilegal y nueve meses por un delito de amenazas, una vez que J.A.S.C. ha aceptado lo ocurrido.

Hechos probados

La sentencia da por porbado que en junio de 2010 el acusado llamó a su expareja, E.M.G., y quedó con ella con el pretexto de devolverle algunas pertenencias, a lo que ella accedió.

Al finalizar el encuentro, el acusado pidió a su excompañera que le llevara en su vehículo al lugar donde residía, y al llegar le quitó las llaves del vehículo y la metió en su casa cogiéndola del pelo y atándola de pies y manos, a la vez que le colocaba un cinturón en el cuello.

En esa situación, instó a la víctima a llamar a su hijo y a una amiga para decirles que se encontraba bien mientras le colocaba un cuchillo de 20 centímetros de hoja en el cuello, para después colocarla en el maletero del vehículo y trasladarla a un descampado, situado en la localidad toledana de Poyales de Hoyos.

Una vez allí, pasaron la noche y gran parte del día siguiente, tras lo que el acusado, según el escrito de acusaciones, la volvió a introducir en el maletero del coche y se dirigió hasta la localidad vecina de Oropesa, donde la sacó para sentarla en el asiento del copiloto, momento en el que la víctima pudo huir.

Cuatro días después, y durante un mes, el acusado llamó por teléfono a la víctima un total de 2.133 veces, y en algunas de esas comunicaciones le llegó a decir que le iba a matar.

Consulta aquí más noticias de Toledo.