La Policía Foral, la Guardia Civil de Tráfico y cuerpos de policía local se sumarán la próxima semana, del lunes 11 al domingo 17 de marzo, a la campaña especial de tráfico impulsada por la Dirección General de Tráfico (DGT) con el objetivo de intensificar la vigilancia y el control del uso de los cinturones de seguridad y los sistemas de retención infantil.

Esta acción conjunta y coordinada se enmarca en la planificación de vigilancia del tráfico y prevención de la siniestralidad vial que han realizado la Jefatura Provincial de Tráfico de Navarra (DGT) y la Dirección General de Interior del Gobierno de Navarra, en el marco de la Estrategia Navarra de Seguridad Vial 2013-2020, según ha informado el Gobierno foral en una nota.

Los agentes verificarán el uso de los elementos de seguridad pasiva de los vehículos por parte de los conductores y viajeros, especialmente el del cinturón de seguridad por parte de los ocupantes de las plazas traseras.

El Gobierno de Navarra ha destacado que el empleo correcto del cinturón de seguridad reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente y es indispensable para que el airbag conserve su eficacia, ya que ambos están pensados para funcionar de forma complementaria.

Un vehículo y sus ocupantes se trasladan a la misma velocidad y en caso de frenada el vehículo se detiene pero los viajeros continúan desplazándose, ha señalado el Ejecutivo navarro, que ha agregado que por este motivo, a 80 kilómetros por hora, un choque frontal sin llevar puesto el cinturón de seguridad suele llevar aparejado un resultado de muerte o de lesiones graves. Asimismo, el cinturón alcanza su máxima efectividad en los vuelcos, donde reduce un 77 por ciento el riesgo de fallecimiento.

Sistemas de retención infantil

Por otro lado, el Gobierno foral ha indicado que uno de los objetivos de la Estrategia Navarra de Seguridad Vial 2013-2020 es "lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada para su peso y talla". En la actualidad, la primera causa de muerte en niños mayores de 4 años siguen siendo las lesiones ocasionadas por accidentes de tráfico.

Un niño sin sujeción multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales o graves y, además, una silla mal colocada multiplica por cuatro el riesgo de muerte infantil en caso de accidente de tráfico, ha señalado el Ejecutivo navarro, que ha añadido que se calcula que el 70 por ciento de los niños que viajan en coche no utilizan correctamente la silla.

Consulta aquí más noticias de Navarra.