El Ayuntamiento de Longares acometerá durante los próximos meses la restauración del muro mudéjar y el púlpito de la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de este municipio perteneciente a la comarca del Campo de Cariñena.

El alcalde de Longares, Miguel Jaime Angós (CHA), ha destacado la

actuación que va a llevar a cabo el Gobierno Local, ya que "supone continuar con la labor de recuperación del elemento más importante del patrimonio histórico-artístico del municipio, como es nuestra iglesia parroquial, en la que se han invertido más de 850.000 euros en los últimos treinta años".

Las obras a realizar consistirán en la restauración del muro mudéjar situado en la fachada de la iglesia junto a la base de la torre, incluyendo la formación de tejaroz de ladrillo macizo en el mismo y la reparación de la grieta existente en la nave de la Epístola.

Además, también se restaurará el púlpito construido en la nave central de la iglesia en el año 1799, realizado en yeso con decoraciones en relieve y policromía, llevando a cabo una limpieza general, eliminando los elementos que no son originales, consolidando y fijando los elementos degradados o que presenten riesgo de desprendimiento, y restaurando finalmente los yesos moldurados y las policromías siguiendo las texturas y colores originales.

El primer edil longarino señala también que "ésta era una actuación que queríamos llevar a cabo dado el deficiente estado que presenta el púlpito en el interior del templo, y además, la restauración del muro mudéjar y la grieta de la fachada de la nave de la Epístola mejorará también el ya de por sí formidable aspecto exterior de nuestra iglesia".

Además, Jaime ha indicado que "el muro mudéjar es el único

vestigio arqueológico que se conserva de la desparecida iglesia

mudéjar de Longares, sobre la que se construyó la actual iglesia

renacentista en el siglo XVI".

La actuación, que cuenta con un presupuesto de 43.250 euros y será

dirigida por la arquitecta Úrsula Heredia, se ejecutará gracias a un

convenio firmado entre el consistorio longarino, la Diputación

Provincial de Zaragoza y la Diócesis de Zaragoza, según el cual la DPZ aportará el 60 por ciento del total, y el resto a partes iguales entre el consistorio y la diócesis.

La iglesia de La Asunción de Longares, declarada monumento

histórico-artístico en 1967, fue construida en el siglo XVI y su

estilo es renacentista, con una composición de tres naves, siendo más

ancha y alta la central.

En su interior destaca su órgano y un pequeño museo con obras de gran valor, como dos libros de bautismo de los más antiguos que se conservan en España, un Ecce-Homo y una Inmaculada de Alonso Cano, una custodia barroca de plata sobredorada del siglo XVII y una pila bautismal de cerámica de Muel del siglo XVI.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.