IU estima que la planta baja de la Harinera de San José se podría abrir con un coste de 277.681,54 euros

El concejal del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz, ha estimado que la planta baja de la Harinera de San José se podría abrir con un coste de 277.681,54 euros.
Harinera de San José
Harinera de San José
IU ZARAGOZA

El concejal del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz, ha estimado que la planta baja de la Harinera de San José se podría abrir con un coste de 277.681,54 euros.

A su parecer, se trata de un proyecto "vivo y factible" y ha recordado que cuenta con el apoyo social y vecinal para llenarlo de contenido y actividades si se aplican nuevas fórmulas de gestión participadas".

De este modo, Muñoz ha respondido "a todos aquellos catastrofistas que quieren enterrar proyectos que están en marcha", ha indicado en un comunicado.

"El informe elaborado por el equipo y los profesionales que realizaron la rehabilitación inicial de la Harinera en 2006-2007 sostiene que la planta baja de la Harinera se podría abrir con 277.681,54 euros, mientras que si se decidiera intervenir en la planta baja y la primera, el montante ascendería a 482.118,98 euros", ha destacado Muñoz para rebatir la afirmación del PP de que haría falta un millón de euros para abrir la primera planta.

Asimismo, ha indicado que la consolidación efectuada en 2006-2007 tenía un presupuesto máximo de 2.206.216,38 euros. "En esa rehabilitación se reforzó la estructura y se ejecutó la parte más compleja de la obra, por lo que ahora sólo falta la intervención de gremios para prevención de incendios, carpintería, instalación eléctrica y de calefacción".

Según Muñoz, ese montante se podría cubrir con las enmiendas introducidas por IU al presupuesto de 2013, que ascienden a 300.000 euros y las de CHA que suman 200.000 euros "en caso de que se apruebe el presupuesto municipal".

Herencia de la época de los grandes eventos

Tras el recorrido efectuado este jueves por diversos edificios vacíos por parte de los miembros de la Gerencia de Urbanismo, Muñoz ha reconocido que "durante las décadas anteriores, las corporaciones municipales no planificaron proyectos a pesar de que se invirtieron grandes cantidades de dinero en adquirir a altísimo coste edificios para los que ni siquiera se había pensado un uso definitivo".

"Así sucedió con el Palacio de Fuenclara y su compra al arzobispado por parte del Gobierno de José Atarés, en el contexto de la Operación Seminario", ha concluido el edil de izquierdas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento