Hospital de Coslada
Fachada del Hospital de Henares, en Coslada. Comunidad de Madrid

La Consejería de Sanidad ya tiene listo el Plan de Ordenación de Recursos Humanos, la pieza que le hacía falta para proceder a la privatización de la gestión de seis hospitales públicos y 33 centros de salud de la región.

El plan cuenta con aportaciones de los sindicatos, por lo que el consejero Javier Fernández-Lasquetty asegura que ha sido "negociado".

Sin embargo, solo una de las formaciones de la mesa sectorial de Sanidad, el sindicato de enfermería Satse, le ha dado su respaldo. La razón que esgrimen CC OO, UGT, CSIT-UP, Usae y la Asociación de Médicos y titulados Superior de Madrid (Amyts) para posicionarse en contra es que Sanidad pretende usar esta herramienta de forma "perversa" para entregar otro trozo del pastel sanitario a empresas privadas.

Movilidad obligada

Los sindicatos se fijan especialmente en dos puntos.

El primero es el que contempla la movilidad por razones de servicio o forzosa. Según este precepto, que ya existía en planes anteriores, la Comunidad de Madrid puede enviar a cualquier trabajador (sanitario o no sanitario) a cualquier centro de su red si las condiciones del servicio así lo hacen necesario.

"La Comunidad va a utilizarlo ahora, sin embargo, de forma torticera: va a vaciar de trabajadores fijos, unos 1.500, los hospitales que quiere privatizar y los enviará a otros centros", explica Rosa Cuadrado, secretaria general de la Federación de Sanidad de CC OO. El resto de trabajadores, unos 3.000 eventuales, se quedarán en la calle.

La Comunidad trasladará a 1.500 trabajadores fijos, mientras que 3.000 eventuales se quedarán en la calleLos hospitales cuya gestión saldrá a concurso son los de Parla (Infanta Cristina), Vallecas (Infanta Leonor), San Sebastián de los Reyes (Infanta Sofía), Arganda (Sureste), Aranjuez (Tajo) y Coslada (Hospital del Henares). Esto es, los seis hospitales periféricos que no cuentan ya con gestión externa y que, a partir de ahora, seguirán el modelo del de Valdemoro, donde todo el personal es privado y no hay funcionarios.

La Consejería de Sanidad explica que, puesto que los centros necesitan personal, ofrecerá a los profesionales la posibilidad de quedarse en sus centros solicitando una excedencia. Sin embargo, alertan los sindicatos, para ello tendrán que asumir las condiciones que les ofrezcan las empresas que se queden con el servicio, sensiblemente peores (menos sueldo y peroes jornadas) a las que tienen en la Sanidad pública.

El segundo punto que preocupa a los representantes de los trabajadores es el que habla de las "alianzas estratégicas".

Según el borrador de plan los profesionales podrán prestar servicios conjuntos en dos o más centros, "cuando se mantengan alianzas estratégicas o proyecto de gestión compartida entre distintos establecimientos sanitarios, o así lo demanden necesidades urgentes e inaplazables para garantizar la asistencia sanitaria en el Servicio Madrileño de Salud".

Aquí, destaca la representante de CC OO, no figura "por ningún lado" que los empleados no puedan ser asignados a centros privados con los que colabore el Ejecutivo. "Es, de nuevo, un paso más hacia la privatización de recursos públicos".

Ahorro en jubilaciones

El Plan de Ordenación de Recursos Humanos también articula la posibilidad de prorrogar la actividad profesional al 30%  del personal facultativo en edad de jubilación. Ello supondría un ahorro de 60 millones en el sistema.

A pesar de esta posibilidad, los sindicatos que se oponen a la Consejerían creen que el perjuicio que causará el plan es mayor que los beneficios, por lo que tienen previsto reunirse en los próximos días para valorar las medidas a tomar, incluyendo entre estas nuevas movilizaciones, paros y huelgas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.