Luis de Guindos
Luis de Guindos, en una rueda de prensa en Bruselas tras una reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin). Arnau Cuesta / EFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha descartado de momento subir el IVA y otros impuestos pese a las últimas recomendaciones realizadas a España por la Comisión Europea.

Tras conocer las peticiones de Bruselas, De Guindos recordó que España ya subió el IVA el año pasado (tanto el tipo normal como el reducido) y reclasificó algunos productos para que pagaran el tipo máximo (parte del material escolar, el de oficina, los servicios funerarios o el cine). "El Gobierno español considera que eso es suficiente", ha apuntado.

Tomamos nota. Eso no quiere decir que vayamos a subir el impuesto de gasolinasRespecto a incrementar los impuestos a los carburantes el ministro aseguró: "Tomamos nota. Eso no quiere decir en absoluto que el Gobierno vaya a subir el impuesto de gasolinas".

Las recomendaciones de Bruselas no son obligatorias. Es por eso que el titular de Economía recordó que el Gobierno ha prometido no hacer más ajustes hasta que acabe al año. De Guindos se negó a concretar qué ocurrirá, sin embargo, en 2014 y 2015. Todo dependerá, aseguró, de las previsiones económicas y del ritmo del ajuste que exija la UE.

Y puede ser que pida más, ya que la 'troika' —Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea— no está convencida de que España logre cumplir los objetivos de déficit en 2014 (2,8% del PIB), por lo que no descarta revisar el calendario aprobado.

Las recomendaciones de subir el IVA y los carburantes, de hecho, tienen su origen en el informe que los inspectores de la 'troika', los conocidos como 'hombres de negro', realizaron tras visitar España a finales de enero.

Más plazo

Luis de Guindos se mostró este martes convencido de que España logrará que la Unión Europea le dé más plazo para reducir el déficit: "El comisario Rehn (Olli Rehn, responsable de Asuntos Económicos) ha puesto de manifiesto que es potencialmente posible una flexibilización de la senda".

Si eso ocurre, De Guindos se mostró dispuesto a trasladar esa relajación a las comunidades autónomas, cosa que el Gobierno central se negó a hacer el año pasado.

Por ello, tampoco se mostró preocupado porque Bruselas insista en que España aumente la edad de jubilación —algo que el Ejecutivo ya ha puesto en marcha— para reequilibrar las cuentas de la Seguridad Social. "Las recomendaciones no dicen nada adicional a los compromisos que ha tomado España en su programa nacional de reformas", zanjó.