Atentado en Beirut
El automóvil en el que viajaba Gemayel presenta numerosas manchas de sangre e impactos de bala (Foto: Reuters) Georges Maroun/Reuters

El ministro libanés de Industria, Pierre Gemayel, de 35 años, murió el martes en un atentado perpetrado en las cercanías de Beirut, según anunció el líder de la mayoría parlamentaria libanesa, Saad Hariri.

Además, tres personas resultaron heridas en el ataque.

La televisión LBC mostró imágenes del vehículo del ministro, en el que la ventanilla del chófer aparecía acribillada a balazos, mientras que se veían manchas de sangre en los asientos.

El coche tenía una gran colisión delantera, supuestamente porque el chófer había perdido el control del vehículo.

Precisamente el chófer es uno de los heridos, junto a un transeúnte y una tercera persona de identidad desconocida.

Hariri, aliado de Gemayel, dio la noticia en medio de una rueda de prensa, y precisó que fue asesinado de varios disparos en torno a las 15.15 hora local (14,15 en España).

Gemayel era uno de los principales apoyos del primer ministro

Gemayel era uno de los principales apoyos del primer ministro Fuad Siniora, y el atentado se suma a otros perpetrados en los últimos meses contra distintas personalidades políticas y mediáticas en el país.

Saad, hijo del también asesinado ex primer ministro Rafic Hariri, dijo que "entre este gobierno asesino y nosotros solo puede interponerse el tribunal internacional".

Interior acusa a Siria del asesinato
Se refería precisamente al tribunal que debe juzgar el asesinato de Hariri y que está siendo promovido por la mayoría parlamentaria pro siria con la abierta oposición de la minoría anti siria.

Por su parte, el ministro del Interior libanés, Ahmed Fatfat, ha acusado a Siria de estar tras el asesinato.

Los líderes libaneses, divididos

Los dirigentes libaneses condenaron unánimemente el asesinato del ministro libanés y mientras unos lanzaron acusaciones, otros prefirieron llamar a la calma y a la unidad del pueblo.

La ministra de Asuntos Sociales, Nayla Moawad, acusó además de a Siria, a Irán y a sus aliados libaneses (Hizbulá) de estar detrás de dicho atentado.

En el otro extremo, el ex ministro pro sirio Suleiman Franyie dijo que el atentado beneficiaba a las fuerzas de la mayoría parlamentaria reunidas entorno a la plataforma anti siria Fuerzas del 14 de marzo, a las que denominó la "mayoría ficticia".

Por su parte, el diputado de Hizbulá jeque Hasan Fadalla instó a no lanzar acusaciones sin fundamento y agregó que era labor de las fuerzas de seguridad determinar las responsabilidades criminales.