La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que la indemnización que Bárcenas cobró del PP hasta diciembre 2012 por su despido en 2010 se hizo mediante "una simulación" de retribución, pero "no se entendía que hubiera nada que ocultar y no había nada que ocultar". "A uno le puede parecer bien o mal pero así se pactó", ha reconocido.

Cospedal ha justificado esos pagos a Bárcenas hasta 2012 insistiendo —como ya hizo el PP hace unas semanas— en esa indemnización que cobró Bárcenas "es la que se pactó y la que le correspondía", y que "si hubiera habido algo que ocultar, gobernando el PSOE, no se hubiera hecho este pago en diferido", ha asegurado.

La fórmula de pago de la indemnización, según Cospedal, fue entendida entonces como "válida" por los servicios jurídicos, aunque, ha admitido, "hoy seguramente se habría visto distinto". "Dejó de prestar servicio a este partido en abril de 2010" y su indemnización "se ha satisfecho en diferido", ha repetido la líder de los populares.

Niega el chantaje de Bárcenas

Cospedal ha vuelto a negar este lunes cualquier chantaje por parte del extesorero del PP Luis Bárcenas: "El PP no acepta chantajes y el presidente tampoco", ha dicho Cospedal en rueda de prensa.

Ante la pregunta de si Bárcenas está planteando dicho chantaje y si tiene herramientas para ello, ha señalado que "alguien hace un chantaje cuando tiene algo con lo que hacer un chantaje" pero tanto su partido como el presidente, ha reiterado, están "muy tranquilos". "Si en esas condiciones alguien puede hacer un chantaje él sabrá", ha añadido.

Si hubiera habido algo que ocultar, gobernando el PSOE, no se hubiera hecho este pago en diferido

Acciones judiciales

Por otro lado, Cospedal ha asegurado que el partido presentará esta semana las acciones judiciales derivadas del caso Bárcenas y también lo harán los miembros de las cúpulas actual o anteriores citados en los supuestos papeles del extesorero, aunque no ha dado detalle sobre qué tipo de acciones serán y contra quién.

La secretaria general de los populares ha explicado que se trata de una "estrategia conjunta" en la que también está el presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy. Sin embargo, afirmó que el PP está estudiando que Mariano Rajoy no realice actuaciones particulares dentro de esa estrategia en la que irían sus compañeros de partido.

Además, la secretaria general del PP explicó que aún no han contratado a una empresa de auditoría para auditar las cuentas del partido porque las empresas con las que han contactado no quieren realizar auditorías a partidos políticos.