CC.OO. de Euskadi ha denunciado que la empresa Dornier, que gestiona la OTA y la grúa municipal de Barakaldo, así como así la grúa municipal Portugalete, pretende eliminar el convenio de sus 70 trabajadores, a pesar de obtener "importantes beneficios".

En un comunicado, el sindicato ha reprochado que la contrata "obstaculiza" la negociación mediante la suspensión y aplazamientos de las reuniones, y "la situación es tal que las reuniones se celebran en el Consejo de Relaciones Laborales (CRL) con un mediador, forzando este organismo a la empresa para acudir a las mismas".

A juicio de CC.OO., la empresa pretende con ello agotar los plazos hasta el 8 de julio de 2013 y provocar el decaimiento de la ultraactividad del Convenio que, prorrogado desde el 1 de enero de 2012, mantiene las actuales condiciones salariales y laborales en Barakaldo y Portugalete.

Según ha apuntado, la estrategia negociadora de Dornier consiste en provocar constantes aplazamientos de las reuniones de negociación del convenio, previamente acordadas con los representantes de los trabajadores, para así agotar el tiempo y provocar la aplicación de la reciente reforma laboral aprobada por el gobierno del Partido Popular.

CC.OO. de Euskadi ha recordado que durante el transcurso de la ultima reunión celebrada en el CRL el pasado 5 de febrero, la empresa se "comprometió ante el mediador designado por este Organismo a no eliminar la ultraactividad del convenio. En la propuesta remitida por la Dirección de la Empresa al Comité de Empresa una semana después, ésta elimina del texto del convenio la prórroga automática que ya existía con anterioridad".

El sindicato ha considerado "inadmisible" que en un municipio como Barakaldo la empresa adjudicataria de un servicio público, pueda aplicar la reforma laboral del PP, "empeorando la prestación del servicio, cuando ésta obtiene un importante beneficio económico".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.