La Audiencia de Málaga ha condenado a 23 meses y 15 días de prisión y multa de 2.160 euros a uno de los acusados por el caso 'Nilo', sobre la presunta estafa a través de cartas que comunicaban premios falsos de lotería, que fue juzgado el pasado mes de enero; mientras que ha absuelto a los otros tres procesados que también fueron enjuiciados en esa misma vista oral.

Según la sentencia de la Sección Novena, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la primera sesión del juicio, el acusado que ha sido condenado se mostró conforme con la modificación hecha por la Fiscalía Anticorrupción respecto a su acusación inicial, sumándose así al acuerdo de conformidad por el que ya se condenó a más de un centenar de acusados en el primer juicio celebrado.

Así, se le condena por un delito continuado de estafa en concurso ideal con otro de falsedad. Respecto a los otros tres acusados han sido absueltos por considerar la Sala que no ha quedado probado en el acto del juicio que éstos participaran en la comisión de los hechos, "pudiendo ser ocasional su presencia en los domicilios donde fueron detenidos".

En este sentido, respecto a estos tres, para los que la acusación pública solicitaba tres años de prisión, el Tribunal tiene "dudas de que realmente estuvieran viviendo en el piso en el que fueron detenidos cada uno de ellos y participaran en la operación fraudulenta", al contar sólo con "vagos indicios o sospechas, que no pueden servir de base suficiente para condenarlos".

Estos cuatro procesados, de nacionalidad nigeriana, fueron arrestados por su vinculación con estas estafas en el momento en el que se realizó la operación policial, en julio de 2005; aunque estaban en situación de rebeldía cuando se celebró el primero juicio, en noviembre de 2011. En esa ocasión, se dictó sentencia condenatoria para 102 acusados.

En ese juicio comparecieron 103 de los 168 acusados, de los que 87 se acogieron a un acuerdo de conformidad que suponía admitir los hechos por los que se les acusaba por parte del ministerio público y aceptar una condena de 23 meses y 15 días de prisión y multa de 2.160 euros por un delito continuado de estafa en concurso ideal con otro de falsedad.

Posteriormente, otros procesados se fueron acogiendo a este acuerdo y se celebró juicio para nueve acusados que no se acogieron a este acuerdo, a los que la Sección Novena absolvió; a tres de ellos al considerar la Sala que no había quedado acreditado en la vista oral que participaran en el fraude, al haber indicios "bastante endebles"; y al resto, porque el fiscal retiró la acusación.

Los hechos enjuiciados, que sucedieron en un periodo de tiempo no definido, "pero prolongado en el tiempo" y, en cualquier caso, anterior al 20 de julio de 2005, cuando se desarrolló la operación policial, en la que fueron arrestadas más de 300 personas, consistía en un envío "masivo" de cartas en las que comunicaban a los receptores que habían ganado un premio de lotería.

Se adjuntaban distintos documentos que, para dar apariencia de autenticidad, incorporaban reproducciones fidedignas de membretes, logotipos y anagramas de instituciones públicas. Las personas que "confiadamente" devolvían el formulario con sus datos personales y bancarios, eran contactadas telefónicamente y se les requería que abonaran dinero en concepto de un impuesto del premio.

En total, se intervinieron 130 millones de cartas y la Policía recibió 477 denuncias, de las que se pudo determinar que finalmente 247 eran fraudes cometidos. Los perjudicados eran extranjeros, de países como Australia, Alemania, Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Canadá, Chipre, Líbano, Catar, Hungría, Singapur, Eslovenia, Grecia, Botswana o Malasia.

Consulta aquí más noticias de Málaga.