Metro de Madrid
Un convoy, detenido en la estación de Nuevos Ministerios.

O rebaja de sueldo del 10%, o 720 personas al paro. Esta es la 'oferta' que la dirección de Metro de Madrid ha planteado a los representantes de los 7.600 trabajadores de la casa como fórmula para hacer sostenible la compañía pública.

En una reunión "tensa", según los asistentes, y celebrada este miércoles Metro se descolgó con una medida calificada de "extrema pero imprescindible" dentro del propio ejecutivo de la Comunidad de Madrid.

Metro y sindicatos comenzarán a negociar el nuevo convenio colectivo el 26 de febreroLa respuesta de los portavoces de UGT y CC OO fue contundente: "No" y "de ninguna forma". A pesar de ello, se comprometieron a trasladarla, como es su obligación, a las asambleas de trabajadores el 27 de febrero.

La convocatoria tendrá lugar al día siguiente de la primera reunión con la empresa para negociar el convenio colectivo, de forma que los empleados ya tendrán una idea de hasta dónde llegan las intenciones de Metro y de la respuesta que pueden oponerle. Tras la propuesta de este miércoles, los sindicatos ya manejan la posibilidad de recurrir, de nuevo, a la huelga.

Dos días de libre disposición menos

La reducción salarial propuesta por Metro no sería sobre el salario base, sino que afectaría a los complementos para conseguir un recorte total del 10% en todas las categorías (mecánicos, taquilleros, revisores, conductores etc.). Además, sería transitoria, aunque solo en principio. Estaría en vigor en los ejercicios 2013 y 2014, mientras que en 2015 quedaría en función del dinero disponible según los presupuestos de la Comunidad de Madrid.

Metro ahorraría 30 millones en sueldos, el equivalente a su déficit para 2013Además, los trabajadores perderían dos de los seis días retribuidos de asuntos propios que tienen por convenio. O eso, o aumentar la jornada de trabajo a 1.700 horas al año, frente a las 1.642,5 horas vigentes en la actualidad.

Cada año se ahorraría, en total, unos 30 millones, según los sindicatos. Esa cifra coincide con las pérdidas antes de impuestos calculadas por la compañía para el 31 de diciembre de 2013 (30.080.832 euros). En 2013, Metro tiene previsto gastar en sueldos y cotizaciones sociales 367.036.196 euros.

Los salarios han subido

Metro cree que la petición de esfuerzo a los trabajadores es una medida lógica en un contexto en el que la red del subterráneo ha perdido un 12% de sus usuarios desde el año 2008, cuando comenzó la crisis económica.

Apunta, además, que  6.000 trabajadores de la plantilla han visto crecer su salario un 17% desde entonces (de 35.347 euros anuales a una media de 41.383 euros). Solo en el caso de los conductores, que suponen 1.800 personas, el incremento ha sido del 19,4% (de 33.166 euros a 39.607 euros anuales). En paralelo, la plantilla ha pasado de 6.000 a 7.600 puestos de trabajo en total.

Los expertos achacan las pérdidas de Metro al exceso de kilómetros y sus modelos de gestiónLa rebaja salarial se sumaría al plan de ahorro de costes perfilado por la dirección y que incluye ahorro energético, la reducción de directivos a la mitad, la optimización de espacios y la reducción de gastos de patrocinio. Gracias al mismo, y sin contar el ajuste en las nóminas, la empresa pública cree poder ahorrar 82 millones en 2013.

Por el momento, Metro no se ha planteado modificar las fórmulas de gestión de algunas de sus líneas. Estos contratos, junto al exceso de kilómetros construidos, están, según los expertos, detrás de la situación económica de la empresa, que con estas medidas lograría el equilibrio financiero al que el Gobierno que dirige Ignacio González se ha comprometido.

Los sucesivos tarifazos en el precio de los billetes y abonos transporte —el último, aprobado en enero— que la Comunidad está cargando a los usuarios y la reducción del servicio (Metro quitó trenes sin avisar para ahorrar) no han sido suficientes.

Consulta aquí más noticias de Madrid.