Emilio Botín
El presidente del Banco Santander, Emilio Botín. Esteban Cobo / EFE

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, percibió en 2012 una retribución total de tres millones de euros, lo que supone una reducción del 32% respecto a un año antes, en tanto que el consejero delegado, Alfredo Sáenz, cobró 8,2 millones, el 29% menos.

Así se indica en el Informe de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones publicado este martes por la entidad, en el que se pone de manifiesto que en 2012, la remuneración total del consejo de administración del Banco Santander alcanzó 27,52 millones de euros, el 34,6% menos que los 41,29 millones que percibieron en 2011.

Los consejeros ejecutivos reciben su remuneración la mitad en efectivo y la mitad en accionesLos descensos en la retribución de Botín y Sáenz se deben sobre todo, a que en ambos casos, la retribución variable se ha reducido en un 50%.

Según los mismos datos publicados por la entidad, del resto de consejeros ejecutivos del Banco, el vicepresidente del grupo, Matías Rodríguez Inciarte, cobró 5,1 millones de euros, el 14,31% menos. Por su parte, Ana Patricia Botín, consejera delegada del banco Santander UK, la filial británica Santander, percibió 5,1 millones de euros, un 2,59% más que los 5,010 de hace un año.

Otro de los consejeros ejecutivos del Banco Santander Juan Rodríguez Inciarte cobró 2,9 millones de euros en 2012, lo que representa una reducción del 13,9%.

Misma remuneraciones fijas que en 2009

La entidad explica en su informe que la remuneración fija de los consejeros ejecutivos son las mismas que las percibidas desde 2009, con la sola excepción de Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola y O'Shea por "sus actuales responsabilidades como consejera delegada de Santander UK".

Los consejeros ejecutivos reciben el 40% de la remuneración variable en el año, la mitad en efectivo y la mitad en acciones, y el 60% restante durante tres años, también a partes iguales en efectivo y acciones. Esto significa que el importe en efectivo recibido en 2012 por Emilio Botín por sus funciones ejecutivas fue de 1,62 millones de euros y de 4,4 millones de euros en el caso de Alfredo Sáenz.

En 2012, el Banco Santander logró un beneficio neto de 2.205 millones de euros, el 59% menos que un año antes, debido a la dotación de 18.800 millones a provisiones para sanear su riesgo inmobiliario en España.