Códice Calixtino expuesto
Varias personas contemplan el Códice Calixtino, ubicado en una urna de cristal blindado. EFE

El autor confeso del robo del Códice Calixtino, Manuel Fernández Castiñeiras, ha atribuido al exdeán de la Catedral de Santiago, José María Díaz, al que, según miembros del Cabildo, amenazó públicamente, "actitudes que iban más allá de lo humanamente paternal".

Fernández escribió un manuscrito de quince folios que presentó en el juzgado y que ha pedido que se incorpore al procedimiento abierto contra él por la sustracción del Códice en el que da cuenta de los "cafés" que tomaba con algunos religiosos y de cómo le daba pena "presenciar", al menos, una "intensa relación sentimental" del exdeán con una persona de menor edad, a la que se dirigía, dice, con un diminutivo cariñoso.

La amistad que tenía conmigo hacía que me contara a mi todas esas cosas  Además, el autor confeso del robo del valioso manuscrito del siglo XII manifestó que conocía la condición sexual de Díaz antes de que él mismo se la reconociera.  "La amistad que tenía conmigo hacía que me contara a mi todas esas cosas", aseguró. Sin embargo, fuentes del cabildo señalaron en su momento que Fernández amenazó al exdeán, ante la negativa de este a ayudarle a cobrar una alta suma de dinero que, según él, se le debía, con arruinarle la vida. "Te voy a hundir, vas a caer", le habría dicho.

El actual deán de la Catedral, Segundo Pérez, que ocupa el cargo desde que José María Díaz dimitiese a finales del año pasado, ha comparado la estrategia de Fernández con la de un calamar, que cuanto está acorralado suelta la tinta. Mientras, miembros del cabildo han opinado que la intención del electricista es la de "calumnia, que algo queda".

Te voy a hundir, vas a caer Fernández Castiñeiras carga también contra otros canónigos y formadores que visitaban a los seminaristas por las noches y, según escribió, "les decían: hay que taparse que te va a coger el frío". Además, alerta de que cuando llegaban ofrendas en cestos o recipientes de playa, y "jamones buenos", algunos cogían lo mejor y se lo llevaban. "El resto lo veía yo entrar por la puerta que va a la sacristía pero ya habiendo vaciado parte", matiza.  

Por su parte, la Catedral de Santiago ya ha anunciado que acudirá a la Justicia tras estas declaraciones, que ha desmentido y que solo persiguen "desviar la atención de lo que es el objeto del procedimiento", explicó el letrado José Antonio montero. No obstante, el juez instructor del robo del Códice, José Antonio Vázquez Taín, ha admitido el acta de manifestaciones de Fernández pero ha justificado la decisión como una forma de "evitar recursos y contrarrecursos" por un documento que no tiene "la más mínima relevancia".

Además, el juez ha apuntado que lo expuesto, que ha calificado de "muy poco creíble", carece de relación alguna con los hechos que se instruyen, la presunta comisión de los delitos de robo con fuerza en las cosas de un bien de valor histórico, robo con fuerza continuado de dinero y efectos de la Catedral, y blanqueo de capitales.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.