El secretario general del PSOE aragonés, Javier Lambán, ha pedido a la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, que no experimente con el nuevo Hospital de Alcañiz la privatización de la sanidad en Aragón.

Lambán ha afirmado que la sanidad pública aragonesa ha funcionado hasta ahora razonablemente bien. Por esta razón, ha pedido al Gobierno de Aragón que "ahora que en breve va a licitar el nuevo hospital de Alcañiz, huya de copiar el modelo privatizador de la sanidad de Madrid porque es muy perjudicial para los ciudadanos y sólo busca el negocio".

Lambán ha realizado estas declaraciones en las puertas del antiguo hospital de Alcañiz, acompañado por el secretario general del PSOE de Alcañiz, Jorge Abril; el portavoz del Grupo Socialista en las Cortes de Aragón, Javier Sada; los diputados Javier Velasco y José Ramón Ibáñez, y algunos miembros de la Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos del Bajo Aragón.

"El PP nos tiene acostumbrados a darnos gato por liebre en todo lo que dice. El PP tira la piedra y esconde la mano en prácticamente todas las leyes y todas las iniciativas que propone, y si aquí —el Hospital de Alcañiz— está planteando este modelo de construcción, está empezando la casa por los mismos cimientos con los que empezó Esperanza Aguirre y los gobernantes de Madrid con el resultado final que todos conocemos", ha dicho.

Asimismo, ha agregado el también presidente del grupo parlamentario socialista de las Cortes que "estoy convencido de que entre los propósitos del PP está la privatización de la sanidad, como ha reconocido sin ambages el secretario general del PP Aragón, Octavio López".

El líder de los socialistas aragoneses ha considerado que "se tienen que agilizar los plazos en primer lugar y, sobre todo, cambiar el concepto y ser un hospital público desde el primer momento, construido con dinero de los presupuestos de la comunidad autónoma y gestionado directamente por el Salud, como servicio público, tal y como se hemos entendido hasta ahora la sanidad aragonesa, que es absolutamente ejemplar".

Javier Lambán ha recordado que hace menos de una semana el Ayuntamiento de Alcañiz ha acabado de adquirir los terrenos para el nuevo hospital, donde el Gobierno de la presidenta Rudi quiere iniciar un experimento de privatización de la sanidad similar al modelo de Madrid.

"Delante de este hospital público, que tan buenos resultados y tan buenos profesionales tiene, queremos mostrar nuestro rechazo más enérgico a cualquier intento de privatización de la sanidad en Aragón y rechazamos que el Hospital de Alcañiz sea un laboratorio experimental con el objetivo de privatizar también la sanidad aragonesa. No lo toleraremos y adoptaremos en las Cortes todas las medidas necesarias para oponernos", ha enfatizado.

Lambán ha señalado también que "da la impresión de que Teruel ha sido elegido como conejillo de indias de la aplicación de las políticas privatizadoras del PP que no obedecen muchas veces a razones económicas sino ideológicas".

Al respecto, se ha referido al cierre temporal del parador de Alcañiz, que "ha demostrado sobradamente su rentabilidad en los últimos y tenía muchas reservas —en el momento de anunciar su cierre temporal—, y por tanto, no fue esa la razón sino el propósito de desmantelar ese formidable resorte de promoción y desarrollo".

Antecedentes del nuevo hospital

El secretario general de los socialistas aragoneses ha pedido al Gobierno de Aragón que se olvide de experimentos y ha solicitado un mayor esfuerzo para la sanidad pública aragonesa.

Ha referido que en un año y medio se han cuadriplicado las listas de espera en los hospitales públicos aragoneses, se han cerrado los centros de salud por la tarde en Huesca y los fines de semana en Zaragoza, se está recortando para que haya menos médicos y menos enfermeras, la calidad asistencial está disminuyendo al mismo tiempo que se anuncian proyectos perjudiciales para el paciente como la centralización de los laboratorios de los hospitales en un gran macrolaboratorio en Zaragoza que no genera ningún beneficio para el paciente.

El pasado 14 de febrero el Ayuntamiento de Alcañiz, ha apuntado Lambán, anunció que el proceso de expropiación de las 13,6 hectáreas de terreno donde se ubicará el centro hospitalario y sus accesos están ya finalizado tras abonar un 1,1 millones de euros (la mitad con cargo al Fondo de Inversiones de Teruel) a los 38 propietarios de los terrenos. Este proceso era previo para que el Gobierno de Aragón pudiera licitar la obra.

El proceso de expropiación se ha retrasado durante ocho meses, lo que ha demorado la obra. Desde hace algunas fechas, el Gobierno de Aragón ha anunciado que en breve se licitará el hospital y prevé su construcción en dos años. Por lo tanto, la finalización de las obras está prevista para el año 2015.

El modelo experimental planteado se basa en que obras las construya una empresa privada y después lo alquile al Ejecutivo autonómico. Se trata de un experimento en el que la empresa adjudicataria se encarga de poner el dinero para construir el centro sanitario y, en contrapartida, se haría cargo de la gestión de los servicios no asistenciales.

El nuevo hospital de Alcañiz puede tener un coste aproximado de 83 millones de euros y tendrá aproximadamente 280 camas. Según el PSOE, "las previsiones de este modelo privatizador apuntan a que el Gobierno de Aragón podría pagar un canon a la empresa privada que construya el Hospital alrededor de 15 millones de euros, una cantidad similar a la que ha aplicado con un coste parecido en el Hospital de Parla".

Consulta aquí más noticias de Teruel.