Los padres de alumnos de la Escuela del CEAR de Vela piden al alcalde que "vigile" el traspaso a la FCV

Consideran que la transferencia se ha hecho de manera "irregular" y que no hay documento escrito, por lo que no es legalmente válida
CEAR Vela Príncipe Felipe
CEAR Vela Príncipe Felipe
EUROPA PRESS

Los padres de los alumnos de la Escuela Municipal del CEAR de Vela han solicitado al alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y al director general de Deportes del Gobierno de Cantabria, Javier Soler, que "vigilen y supervisen" de cerca el proceso de transferencia de gestión de la Real Federación Española de Vela (RFEV) a la Federación Cántabra de Vela (FCV), por entender que está siendo "muy perjudicial" para la Escuela.

Además, afirman los padres en un comunicado, la forma de gestión que se viene realizando "nada tiene que ver con lo que había sido hasta ahora".

Según las mimas fuentes, la FCV se hizo cargo de la gestión de la Escuela Municipal de Vela el pasado 1 de febrero, "de manera irregular, sin documento escrito", por lo que consideran que no es "legalmente válida". Tampoco existe convenio firmado con el Ayuntamiento de Santander, el Gobierno de Cantabria o la Autoridad Portuaria, por lo que la FCV "carece de base legal" para la gestión de la Escuela Municipal de Vela, sostienen.

En este sentido, matizan que sólo existe un preacuerdo de traspaso de material y no un convenio de transferencia de competencias ni de cambio de titularidad. El inventario de material, base del preacuerdo, se ha venido elaborando durante dos semanas y falta negociar la contrapartida económica entre RFEV y FCV para el próximo trimestre.

Además, los padres consideran que la "improvisación" es el "elemento dominante" en la gestión, y alegan que los monitores están contratados por la FCV "de forma irregular"; que hay una "notoria desorganización" en el uso del material supuestamente transferido; o la negativa de la Federación Cántabra de Vela a una reunión solicitada por los padres y a dar más explicaciones.

Igualmente denuncian que hasta el pasado jueves, es decir a mitad del trimestre, se desconocía el calendario de actividad, que además no es definitivo; que hay niños no han podido salir a navegar por falta de barcos y que solo han conseguido hacerlo cuando un compañero abandonó la Escuela; el desconocimiento de las condiciones de asistencia de los alumnos a resto de regatas o campeonatos de 420 o L'Equipe, etcétera.

También indican que el RCMS, que tradicionalmente acogía a los alumnos en sus regatas sociales, cierra la participación a las mismas desde que la nueva gerencia de la FCV se ha hecho cargo de la Escuela Municipal; y que no hay garantías de actividad, tal y como se viene impartiendo, más allá del 31 de marzo.

Además, los padres manifiestan que como la FCV tiene "problemas económicos" ha optado por incrementar la cuota en 25 euros a los alumnos que queden a partir del 1 de abril, en vez de impedir la marcha del 25% de los alumnos que ya la han abandonado por su "penosa gestión", o en su defecto, captar a los alumnos que se quedaron fuera de la escuela en octubre.

La Escuela Municipal de Vela era gestionada por el CEAR, dependiente de la RFEV, que además integraba bautizos de mar, cursos de iniciación semanales para centros educativos, cursos de fin de semana, cursos de verano, etcétera.

La gerencia del CEAR posee estructura y experiencia suficiente para desempeñar satisfactoriamente esa función y era rentable. La FCV, careciendo de financiación suficiente, pretende gestionar una escuela por la que pasan anualmente más de 2000 alumnos "cuando no es capaz ni de mandar los carnets a los federados, mes y medio después, por no disponer de tarjetas".

Por su parte el Ayuntamiento, quien aporta anualmente una "importante" cantidad al CEAR, debe firmar un convenio con la RFEV sobre el CEAR pero, denuncian los padres, "parece conformarse con meras garantías verbales sobre cómo se va a sacar adelante su Escuela Municipal pocos meses antes del Mundial 2014".

La FCV es una institución privada delegada por el Gobierno de Cantabria para la promoción y ejercicio de la vela. Le corresponde legalmente a este su vigilancia y supervisión. El Gobierno de Cantabria, si no se realiza la actividad de acuerdo a lo convenido con la RFEV, tiene atribuciones, más allá de aportar 1,2 millones de euros para el Mundial 2014, para no dejar que se incumplan convenios, se "dañe" a una Escuela Deportiva Municipal, se incumplan estatutos federativos y se gestione una escuela "sin ningún documento firmado y en situación legal", subrayan, denunciando que desde el 1 de enero la gestión del FCV se salda "con tres semanas de parón y otras tres de improvisación".

A los padres les extraña la peticiones de "calma y paciencia" desde el Ayuntamiento de Santander y el Gobierno de Cantabria. No así los silencios o la incomparecencia de responsables de la FCV o de la RFEV. Los padres se han dirigido por escrito y entrevistado varias veces con Ayuntamiento y Gobierno de Cantabria pero no han recibido respuesta de la RFEV y solo evasivas de la FCV.

"Solicitamos que la actividad se desarrolle de acuerdo a los principios de actuación del fomento de la actividad deportiva" y que "nos aclare cuál es la entidad legalmente acreditada de la que depende la Escuela de Vela", para determinar su seguridad jurídica. Además, agregan que "la separación de la gestión de las diferentes actividades del CEAR perjudica al conjunto del mismo, y a Santander" y "no redunda en mayor eficiencia".

Los padres de la Escuela de Vela solicitan, de manera expresa, que la gestión vuelva a cargo de la Dirección del CEAR y su equipo técnico, quienes lo han hecho durante 17 años" con éxito y satisfacción plenas de los usuarios del servicio".

"El alcalde ha hecho mucho y bien en pro de la Escuela de Vela, pero es necesario que de un paso más", y por ello le piden que "vigile y supervise de cerca" el traspaso de la gestión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento