Los ecuatorianos dieron este domingo un triunfo holgado a Rafael Correa en las elecciones presidenciales, con lo que el economista de izquierda se ha garantizado una década en el poder, el mandato ininterrumpido más largo en la historia del país andino.

Como en 2009, el mandatario sacó más de la mitad del voto válido (descontados sufragios nulos y blancos), según datos preliminares, y por tanto evitó tener que presentarse a una segunda vuelta, aunque esta vez superó incluso los resultados de la anterior elección, lo que muestra un nulo desgaste en el poder.

Con cerca del 50% de los sufragios escrutados, casi el 57% de las papeletas tenían marcado su nombre, frente a los cerca del 24% del segundo colocado, el exbanquero Guillermo Lasso.

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Domingo Paredes, dijo que los resultados finales pueden variar en uno o dos puntos porcentuales arriba o abajo, pero no más que eso.

Dios les pague. Esta revolución no la para nada ni nadie

Tan pronto como conoció los primeros datos el mandatario salió al balcón del palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, para agradecer a los cientos de personas congregados en la Plaza de la Independencia, que lo apoyaban con gritos y ondeando banderas.

"Dios les pague", dijo el presidente, agradeciendo el apoyo de los votantes. "Esta revolución no la para nada ni nadie".

El jefe de Estado, que llegó al poder en 2007, dijo que recibe la victoria con mucha "humildad" pero con gran "firmeza" y comentó que serán "cuatro años más de revolución", para la cual están "más comprometidos que nunca".

A su lado, Jorge Glas, candidato a vicepresidente y sucesor de Lenín Moreno, según los sondeos, también agradeció el respaldo.

Destacó que el pueblo se ha pronunciado "con fuerza" para que haya cuatro años más de trabajo conjunto por hacer un "mejor Ecuador" y por "luchar contra el verdadero enemigo que es la pobreza".

Los resultados preliminares son un jarro de agua fría en particular para el expresidente Lucio Gutiérrez y el magnate bananero Álvaro Noboa, que con un 6% y un 3,7% del voto respectivamente, obtuvieron un apoyo muy inferior que en los comicios anteriores.

Amplia mayoría

Para evitar una segunda votación entre los dos candidatos con más apoyo, Correa tenía que ganar por lo menos la mitad de los sufragios válidos o el 40 por ciento de ellos con una ventaja mayor a los diez puntos porcentuales respecto al segundo postulante.

Correa tenía que ganar por lo menos la mitad de los sufragios válidos

El estudio de Opinión Pública fue realizado a 21.000 personas, en todas provincias menos Galápagos, explicó el director de la empresa, Santiago Lasso, en Ecuador TV.

Esa encuesta le da más del 60% de los votos en las provincias de la costa, más del 50% en el centro andino del país y menos del 50% en algunas provincias amazónicas.

Un estudio de Cedatos otorga al expresidente Lucio Gutiérrez un 6% del voto, al empresario Álvaro Noboa un 3,5%, al independiente Mauricio Rodas un 3,1% y al exministro Alberto Acosta un 2,9%, el pastor evangélico Nelson Zavala con un 1,1% y el izquierdista Norman Wray con un 1% de los sufragios, según el canal Ecuavisa.

Chávez celebra la victoria

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha celebrado la "impresionante" victoria de su homólogo ecuatoriano, a través de un comunicado difundido por su Gobierno.

Chávez, "en nombre del pueblo y del Gobierno de Venezuela, ha hecho suya la alegría desbordada del pueblo ecuatoriano, tras la contundente victoria del líder de la Revolución Ciudadana, el compañero Rafael Correa, obtenida desde la primera vuelta".

El líder bolivariano ha indicado que "la impresionante reelección de Correa constituye una victoria de la dignidad del pueblo y una lección para los poderes fácticos que han fracasado en su intento de obstaculizar su camino hacia la consolidación de la independencia, la soberanía y el buen vivir de todos los ecuatorianos".

Además, ha considerado que "la reelección de Correa es una victoria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) --de las fuerzas bolivarianas y socialistas--, gracias a la cual se consolida el cambio de época".

Chávez, uno de los principales aliados regionales de Correa, ha enviado este comunicado desde La Habana, donde se encuentra desde el pasado 11 de diciembre, recuperándose de su cuarta intervención quirúrgica por un tumor cancerígeno.