La cría de beluga de l'Oceanogràfic tiene "reducidas posibilidades" de sobrevivir

  • Sus defensas son mínimas ya que no toma leche materna.
  • Podría tener problemas de movilidad, lo que agravaría su situación.
  • Hasta los 3 meses no se minimiza el riesgo de muerte.
Cría de ballena beluga junto a su madre en el Oceanográfic
Cría de ballena beluga junto a su madre en el Oceanográfic
Oceanográfic

La cría de beluga nacida en l'Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias el pasado 2 de noviembre presenta un pronóstico "muy reservado" y tiene "reducidas posibilidades de sobrevivir", al estar siendo alimentada con leche artificial, lo que le aporta los nutrientes necesarios pero escasas defensas, que se suplen suministrándole suero sanguíneo de la madre y tratamiento antibiótico y antifúngicos. Además, sus cuidadores sospechan que la cría, --que es un macho, mide

160 centrímetros y pesa
65 kilos-- tiene alguna "limitación motora" derivada del largo parto, que duró
8 horas y media, y describieron su natación como "errática", con un exceso de "flotabilidad".

Por todo ello, el director de Biología de l'Oceanográfic, Pablo Vidato, considera que no se puede ser "optimista", a pesar de que la cría, la primera de esta especie nacida en cautividad en Europa , haya conseguido sobrepasar los 15 días de vida, y lamentó que ha tenido "problemas" desde el principio. Ante esta situación, que implicaba que las defensas de la cría fueran bajas,--porque es en el

calostro de la madre donde se encuentran las inmunogobulinas-- se obtuvo, del tercer al quinto día leche de la madre mediante el ordeño y administración directa al pequeño, complentando esta alimentación con leche artificial.

La madre, sin leche

Una vez anulada la producción de leche de la madre y durante dos días, se le comenzó a alimentar con leche artificial complementada con suero sanguíneo de la progenitora, que es muy rico en inmunoglobulinas. En la actualidad, cada 3 horas se administra al animal unos

400 centímetros cúbicos de leche artificial --es lo máximo que tolera-- a la que se añaden complementos vitamínicos e inmunoestimulantes.

Asimismo, se le suministran antobióticos y antifúngicos y se le pesa diariamente, mientras que se le saca sangre cada dos días para seguir su evolución.

También se está estimulando la natación y paralelamente, se está estimulando la producción de leche de la madre, mediante entrenamiento controlado con la cría. Madre e hijo se encuentran en una piscina médica ya que hasta que la cría no cumpla

3 meses no se minimiza el
riesgo de muerte.

Para cuidar a madre e hijo se han incorporado al equipo de veterinarios otros tres, y se cuenta con el apoyo de universidades y centros de investigación valencianos y se han mantenido contactos con acuarios de Vancouver y Ontario (Canadá), Conecncetivuc, Nueva York y San Diego (EEUU) y Bélgica.

Además, el edificio Ártico continuará cerrado al público de momento, aunque se puede ver en distintos puntos de l'Oceanografic una película de vídeo en la que salen madre y cría.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento