Pablo Ruz
El juez Pablo Ruz, en la Audiencia Nacional. Ballesteros / EFE

Discreto, humilde y profesional. Así definen a Pablo Ruz quienes han trabajado con él. Y es que el magistrado que sustituyó a Baltasar Garzón en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha demostrado con creces que es un puesto que se ha ganado a pulso.

Pablo Rafael Ruz Gutiérrez está considerado como un juez progresista —pertenece a la plataforma Otro Derecho Penal es Posible—, pero él nunca se ha pronunciado ideológicamente. Licenciado en Derecho por la Universidad Pontificia Comillas, ingresó en la carrera judicial en 2003. Trabajó en los juzgados de Navalcarnero (Madrid) hasta que en abril de 2008 fue designado para sustituir temporalmente a Juan del Olmo, instructor del 11-M, en la Audiencia Nacional.

Abrió diligencias contra De Juana Chaos por un posible delito de enaltecimiento del terrorismo Ya entonces demostró que no le tiembla la mano a la hora de tomar decisiones. Ese mismo año, abrió diligencias contra el etarra José Ignacio de Juana Chaos por un posible delito de enaltecimiento del terrorismo y envió a prisión bajo una fianza de tres millones de euros al exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella, Juan Antonio Roca, presunto cerebro del 'caso Saqueo 1', incluido en la 'operación Malaya'. Y solo tenía 33 años.

Sin embargo, fue en junio de 2010 cuando la fama alcanzó a este magistrado madrileño. La Comisión Permanente del CGPJ le designó por unanimidad para sustituir a Baltasar Garzón en la Audiencia Nacional al frente del Juzgado Central de Instrucción número 5. En ese momento, Ruz estaba destinado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Collado Villalba (Madrid).

Pese a su discreción, el magistrado no pudo evitar convertirse en el centro de atención, no solo por tomar el testigo de uno de los jueces más famosos y controvertidos de nuestro país, sino por la magnitud de las investigaciones de las que se ha hecho cargo.

Entre ellas se encuentran el polémico 'caso Faisán', sobre una red de extorsión de la banda terrorista ETA que operaba desde el bar Faisán, situado en Irún, y un posible 'chivatazo' que alertó al dueño del establecimiento de una redada. Ruz, de 38 años, procesó entonces al exjefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamies, y al inspector de la Brigada de Información de Álava, José María Ballesteros, pero no vio indicios suficientes para juzgar al exdirector general de la Policía, Víctor García Hidalgo.

Está casado, tiene tres hijos y es aficionado a la música También ha citado al cantante Ramoncín como imputado por las presuntas irregularidades de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y ha solicitado a la Agencia Tributaria información sobre si Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de la Generalitat de Cataluña, se ha acogido a la amnistía fiscal.

No obstante, el caso más relevante del que se ha ocupado recientemente Pablo Ruz es sin duda el que investiga la contabilidad de Luis Bárcenas tras el hallazgo de 22 millones de euros que el extesorero del PP tenía en Suiza. Además, Ruz ha citado como imputado a Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y exmarido de la ministra de Sanidad, Ana Mato, para interrogarle sobre un informe de la UDEF donde se asegura que ambos recibieron regalos y viajes procedentes del entorno del cabecilla de la 'trama Gürtel', Francisco Correa.

Casado y con tres hijos, el magistrado ha apostado por continuar e investigar hasta el final un caso cuya gestión le costó el puesto a su antecesor en el cargo por las polémicas 'escuchas de Gürtel'. Una prueba más de que no hay reto que este juez aficionado a la música no se atreva a asumir.