Bankia aporta los emails de Blesa a la causa que investiga el crédito irregular a Marsans

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, en una imagen de archivo.
El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, en una imagen de archivo.
Emilio Naranjo / EFE

Bankiaha remitido los correos electrónicos del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa al titular del Juzgado número 9 de Madrid, Elpidio José Silva, que investiga la concesión irregular de un crédito de 26,5 millones de euros al Grupo Marsans de Gerardo Díaz Ferrán.

El juzgado madrileño investiga la concesión supuestamente fraudulenta de un préstamo de 26,6 millones de euros por parte de Caja Madrid al grupo empresarial de Díaz Ferrán, a raíz de una querella presentada por Manos Limpias en enero de 2010, lo que podría ser constitutivo de delitos de estafa, sociedad y de falsedad documental.

Fuentes jurídicas han informado de que la entidad remitió al magistrado esta información en un soporte informático el pasado 6 de febrero, un día antes de que la comisión judicial fuera a registrar la sede del grupo en Las Rozas (Madrid) donde se encuentran los servidores informáticos.

Las fuentes consultadas han explicado además que Bankia ha enviado un escrito al juez, que reclamó a la entidad el ordenador personal de Blesa, que éste no se encuentra en las instalaciones del grupo porque probablemente su expresidente se lo llevó cuando abandonó su cargo.

En un auto fechado el pasado jueves, Elpidio José Silva ordenaba a los agentes de la sección de policía judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos registrar las oficinas de Bankia en esta localidad madrileña para examinar los servidores y copiar la información "de interés" para la causa.

Para el instructor, de dichos servidores se puede extraer "información vital", en forma de correos electrónicos u otra documentación sobre las actividades de Blesa, que podrían servir "para el esclarecimiento de un presunto delito societario y falsedad documental" por el que está imputado.

El magistrado hizo estas solicitudes tras tomar declaración como testigo al jefe de la Asesoría Jurídica de Bankia, Fernando Manzanedo, quien ofreció toda la colaboración de la entidad para aportar toda la documentación, así como a localizar y aportar el ordenador de Blesa mientras éste ocupó la presidencia de Caja Madrid.

Para este martes estaba previsto que el magistrado interrogara como imputadoal antiguo responsable de créditos corporativos de Caja Madrid Carlos Vela después de haber suspendido su interrogatorio el pasado día 16 de enero, aunque el juez ha aplazado nuevamente esta declaración para el próximo 4 de marzo.

El agujero de Bankia

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu iniciará este martes la ronda de declaraciones a nueve testigos en la causa en la que investiga el agujero contable de Bankia, con la que tratará de dilucidar el papel que pudieron jugar las autoridades económicas en la crisis de la entidad.

La tanda de testificales, que se prolongará hasta el próximo día 21 con la del presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, arrancará a partir de las 16:30 horas con las de los expresidentes de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Julio Segura y Blas Calzada.

Un día después comparecerá el que fuera subgobernador del Banco de España Francisco Javier Aríztegui, que dará paso el jueves a una de las declaraciones más esperadas, la de su entonces "número 1", Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Mientras, el viernes lo hará su sucesor en el cargo, Luis María Linde.

Para el lunes de la próxima semana estaba citado el ministro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos, aunque, dada su condición de miembro de Gobierno, ha optado por hacer uso de su derecho a declarar por escrito, voluntad que ya trasladó la semana pasada al juez.

El martes, comparecerá Jaime Castellanos, presidente en España de Lazard, la entidad que asesoró a Bankia en su salida a bolsa, y el miércoles está llamado el socio de Deloitte Francisco Celma, encargado de las auditorías de la entidad.

De esta forma, Andreu tratará de despejar los diversos interrogantes que abrió el expresidente de Bankia Rodrigo Rato el pasado 20 de diciembre, cuando desveló que el Gobierno le había pedido un nuevo plan de viabilidad pocos días después de que el Banco de España aprobara el Plan de Recapitalización y el Plan Estratégico de BFA-Bankia hasta 2015.

Rato afirmó además que después de su marcha, el 7 de mayo, Deloitte seguía sin presentar el informe de las cuentas de 2011 aunque poco antes el auditor le "juró" que el documento estaría "aunque tuviera que trabajar toda la noche".

Sin embargo, el auditor sí estuvo presente en la última reunión de los 33 exconsejeros de Bankia imputados para justificar la reformulación de las cuentas que pasaron de reflejar unos beneficios de 309 millones en 2011 a arrojar unas pérdidas de 2.979 millones, ya bajo la presidencia de José Ignacio Goirigolzarri.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento