Herman Van Rompuy
El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en Estrasburgo. EFE

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha propuesto este martes incluir en el presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2014-2020, que los líderes europeos tratarán de aprobar en la cumbre este jueves, un nuevo fondo específico para combatir el paro juvenil que estará dotado con "varios miles de millones de euros"

"El presupuesto debe ayudarnos a abordar los problemas más urgentes", ha resaltado Van Rompuy en un mensaje sobre la negociación presupuestaria que tendrá lugar en el Consejo Europeo del 7 y 8 de febrero.

El paro juvenil es el mayor desafío en Europa en estos momentos "El paro juvenil es el mayor desafío en Europa en estos momentos y por eso el jueves propondré una nueva iniciativa para el empleo juvenil dotada con varios miles de millones de euros", ha anunciado el presidente del Consejo Europeo.

"Este dinero se dirigirá a las regiones más afectadas, para lograr que los jóvenes vuelvan a trabajar", ha explicado sin dar más detalles.

Van Rompuy ha defendido además "maximizar el potencial de crecimiento y empleo de todas nuestras políticas, desde la cohesión hasta la agricultura". "Debemos sacar más rendimiento a nuestro dinero", ha señalado.

Más investigación, innovación y educación

Más allá de desempleo juvenil, el presidente del Consejo destacó el crecimiento y el empleo como las prioridades del presupuesto, razón por la que "es tan importante que aumentemos, en términos reales, el gasto en investigación, innovación y educación".

Es importante que aumentemos, en términos reales, el gasto en investigación, innovación y educación "El presupuesto debe ser un presupuesto de moderación, reflejando los esfuerzos de ahorro en nuestros Estados miembros", ha avisado el presidente del Consejo Europeo, que ha reconocido que "por primera vez en la historia habrá un recorte en términos reales en comparación con el actual presupuesto".

"Para lograr un acuerdo en el Consejo Europeo de esta semana, todos los líderes deberán estar dispuestos a ceder y a elegir, igual que hicimos durante la crisis en la eurozona", ha reclamado Van Rompuy, que ha recordado además que se requiere el asentimiento de la Eurocámara.

"Las negociaciones presupuestarias son siempre difíciles, largas y pueden parecer conflictivas desde el exterior, a veces incluso desde dentro", ha admitido. "Sólo cuando todos lleguemos a un acuerdo habremos cumplido nuestra tarea: lograr un presupuesto para nuestra Unión para el resto de esta década, una herramienta indispensable para el crecimiento y el empleo", ha concluido el alto funcionario.