Un mosso d'Esquadra
Un agente de los Mossos d'Esquadra vigila la entrada de una casa asaltada. ACN

Barcelona no es ajena al aumento de asaltos registrado en la comarca del Baix Empordà (Girona), que obligó a reforzar la seguridad. En la última semana se han denunciado dos atracos violentos, un tipo de delito que aumentó un 6,5% en el conjunto de Catalunya en 2012. También se han disparado los robos en algunas áreas y los Mossos d'Esquadra han arrestado una decena de personas en los últimos días.

La última víctima es una mujer que, el martes por la tarde, fue golpeada por unos ladrones que entraron en su domicilio, en el barrio de Singuerlín de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), según informaron este miércoles los Mossos d'Esquadra.

Se trata del segundo asalto violento que se produce en Barcelona y su área metropolitana desde el domingo, cuando dos hombres se colaron en un piso del distrito de Sant Andreu y maniataron con bridas a una anciana de 92 años y a su cuidadora antes de registrar el domicilio y llevarse el dinero y las joyas.

Medidas de seguridad

En Mataró (Barcelona), los asaltos a viviendas crecieron un 6% y está muy lejos del incremento del 86% registrado en las comarcas gerundenses, pero los tirones aumentaron un 52,4%. Es por ello que el nuevo plan de seguridad de la capital del Maresme prevé instalar cámaras de videovigilancia en las zonas más conflictivas desde el punto de vista delincuencial, como los barrios de Cerdanyola, Rocafonda y el Palau. Se trata de una medida estudiada y, en algunos casos, implantada, en ciudades como Barcelona, Badalona o Hospitalet de Llobregat.

Otra opción ante los robos, en este caso, en locales, es establecer dispositivos de vigilancia como el diseñado por los Mossos y la Guàrdia Urbana en la Zona Franca, donde se denunciaron más de 30 robos entre octubre y enero.

Robo y vandalismo

El operativo permitió arrestar al presunto autor de cinco asaltos cuando regresaba de robar en una guardería. Pero en los últimos tres meses se han producido atracos en centros cívicos, educativos, deportivos, médicos e, incluso, iglesias y el local de la asociación de vecinos. Los ladrones no solo se llevaron material por un valor superior a los 90.000 euros sino que, además, causaron daños vandálicos.

Se trata de un vecino del barrio de 26 años con 14 antecedentes policiales, ocho de ellos, robos con fuerza en colegios. Su detención permitió recuperar algunos de los objetos robados, como portátiles, televisores y reproductores de vídeo. El juez decretó su puesta en libertad con cargos tras tomarle declaración.

En uno de los robos, sustrajeron más de medio millón de euros en joyas.En cambio, otro magistrado ha enviado a prisión a cinco de las siete personas detenidas en las últimas dos semanas por tres robos con fuerza en el interior de domicilios en la comarca del Vallès Oriental (Barcelona). Tres de ellos ya tenían un billete de autobús para Rumanía.

También ha sido detenido un joven de 20 años acusado de sustraer un reloj y cinco pares de pendientes de diamantes, valorados en más de medio millón de euros, en una joyería de lujo del paseo de Gracia de Barcelona. El arrestado tiene una quincena de antecedentes, la mayoría por delitos contra el patrimonio. De hecho, debía comparecer periódicamente en los juzgados como medida cautelar.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.